Acerca de mí

Mi foto

Analista Cinematográfico y de Música Clásica.

lunes, 29 de enero de 2018

ICAЯUS

“Truth is the new banned substance”

Ícaro fue hijo de Daidalos, genio de La Antigüedad que le mostró a Ariadna, cómo Teseo podía encontrar el camino en El Laberinto de Minos, donde se encontraba El Minotauro, monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro; y con esta ayuda, Teseo fue capaz de matar al Minotauro, por lo que El Rey Minos y padre del monstruo, muy molesto encerró a Daidalos con su hijo Ícaro en El Laberinto.
Con la intensión de huir, Daidalos fabricó unas alas para él y su hijo; y las adhirió con cera a los hombros de Ícaro, y luego en los suyos, e iniciaron el vuelo que los llevaría a la libertad; pero el padre había advertido a su joven e imprudente hijo, que no volara demasiado alto ni demasiado bajo.
No obstante a las advertencias de su padre, Ícaro fascinado por lo maravilloso del vuelo, se elevó por lo aires desobedeciendo a Daidalos, quien no pudo impedirlo…
Además, Ícaro se sintió dueño del mundo, y quiso ir más alto todavía…
Se acercó demasiado al Sol, y el calor que había derritió la cera que sostenía sus alas, por lo que las perdió; así, el desdichado y temerario joven acabó precipitándose en el mar, donde murió.
El término “dopaje” o “doping” en inglés, se utiliza generalmente para definir el uso de sustancias o métodos prohibidos en el deporte.
Sin embargo, desde la introducción del Código Mundial Antidopaje por La Agencia Mundial Antidopaje, en francés y oficialmente llamada Agence Mondiale Antidopage (AMA) y en inglés, World Anti-Doping Agency (WADA), en el año 2003, con una nueva edición en el 2009, y otra en el 2015; este concepto se ha ampliado, y se aplica cuando se comete cualquiera de las infracciones de las normas antidopaje descritas en dicho código.
WADA/AMA, es una fundación independiente, creada por una iniciativa colectiva apoyada por El Comité Olímpico Internacional (COI); siendo inaugurada el 10 de noviembre de 1999, en Lausana, Suiza; para promover, coordinar y monitorizar la lucha contra el dopaje en el deporte.
En 2001, AMA votó el traslado de su cuartel general a Montreal, Canadá, el año siguiente; y desde el 1 de enero de 2015, ha comenzado a regir El Código Mundial de ese año, que tiene cambios importantes con respecto a las 2 versiones anteriores.
Las actividades clave de La Agencia, incluyen investigación científica, educación, desarrollo de las capacidades antidopaje, y la monitorización del Código Mundial Antidopaje, documento que armoniza las regulaciones antidopaje en todos los deportes y países; y también produce una lista anual de sustancias y métodos prohibidos, que los deportistas no están autorizados a tomar o utilizar.
AMA define el dopaje o doping, como la ocurrencia de cualquiera de las siguientes violaciones de las reglas antidopaje:
1. La presencia de una sustancia prohibida, sus metabolitos o marcadores, en el cuerpo de un atleta.
2. El uso, o intento de uso, de una sustancia o método prohibidos.
3. Rehusar suministrar una muestra, no hacerlo sin causa justificada, o evadir de cualquier modo la recolección de muestras.
4. No estar disponible para las pruebas fuera de competición, no presentar los papeles debidos, o no indicar dónde se encuentra en todo momento, en 3 ocasiones a lo largo de 18 meses.
5. Hacer trampa, o intentar hacer trampa de cualquier forma durante los controles.
6. La posesión de sustancias prohibidas, o de métodos prohibidos.
7. La compraventa o intento de compraventa de sustancias prohibidas o de métodos prohibidos.
8. Administrar o intentar administrar sustancias o métodos prohibidos a un atleta, o ayudar, alentar, asistir, encubrir o entrar en cualquier tipo de complicidad que involucre una violación o intento de violación de una regla antidopaje.
Así pues, se comienza a constituir un posible caso de dopaje, cuando se comente alguna de las anteriores infracciones; sin embargo, luego de evidenciarse de alguna manera tal infracción, el deportista o personal que la haya cometido, tiene derecho a un proceso llevado a cabo por un organismo disciplinario, en el cual podría demostrar eventualmente su inocencia, y tiene derecho igualmente a acudir a instancias de apelación.
La elección de una sustancia para su utilización como dopaje, depende del efecto farmacológico que se desee conseguir de acuerdo al tipo de deporte que se practica.
Así, en los deportes donde la utilización de la fuerza o potencia son preponderantes, se utilizan mucho los esteroides androgénicos-anabólicos.
En deportes donde predomina la resistencia, se ha utilizado mucho el dopaje sanguíneo en cualquiera de sus formas.
En deportes donde la explosividad y la agresividad son necesarias, se utilizan mucho los estimulantes.
Una de las sustancias más utilizada en el dopaje, es sin duda la eritropoyetina, más conocida como EPO, que es una hormona glicoproteica.
También se han utilizado otras sustancias como:
El propranolol, la pemolina, las anfetaminas, los esteroides o la testosterona.
Por su parte, El Comité Olímpico Internacional, ha confeccionado una lista de unas 100 drogas prohibidas; el problema es que, tan pronto como se prohíbe una de ellas, o se desarrollan métodos para detectar su presencia, equipos enteros de médicos y químicos comienzan a trabajar para producir otras.
No obstante, todavía existen otros recursos mediante los que los deportistas tratan de mejorar su rendimiento de manera fraudulenta; y bajo los protocolos de control de dopaje establecidos, se pedirá al participante que proporcione una muestra de orina, que se dividirá en 2, cada parte se conservará en recipientes sellados con el mismo número de identificación único y designación respectivamente como A y B -muestras.
El Comité Ejecutivo de AMA y El Consejo de La Fundación, aclaró que un atleta cuya muestra A, ha revelado la presencia de una sustancia o método prohibido, puede solicitar el análisis de su muestra B:
“La muestra B, ayuda a confirmar que se ha producido una infracción a las normas antidopaje y protege los derechos de los atletas”, dijo El Director General de AMA, David Howman.
“Cabe destacar, que el antidopaje es uno de los pocos tipos de controles en la sociedad, en el que se utiliza un procedimiento de confirmación para proteger a los individuos, y los muy raros casos en los que el análisis de la muestra B, no coincidía con el los resultados de la muestra A, han demostrado la utilidad de dicho procedimiento”, agregó.
Richard William Duncan Pound, conocido como Dick Pound, es un ex-nadador y abogado canadiense, conocido sobre todo por ser uno de los principales impulsores de la lucha antidopaje; siendo Vicepresidente del COI y el primer Presidente de AMA, agencia que él mismo impulsó para fomentar y mejorar la batalla contra el dopaje en el deporte.
Pound, es un acérrimo defensor de la estricta prueba de drogas para los atletas, y ha hecho muchas denuncias de fraude y corrupción oficial, algunos de ellos cuestionados, debido a disputas sobre los procedimientos de prueba e información.
La revista Time lo describió como una de las 100 personas más influyentes en el mundo.
Actualmente, de 75 años, es Presidente del Consejo del Olympic Broadcasting Services; y presidió una comisión que investiga el dopaje en Rusia en atletismo.
La Comisión publicó su informe en noviembre de 2015, acusando al estado ruso de ser cómplice en el dopaje ilegal, solicitando la suspensión de La Federación Rusa de Atletismo, suspendiendo a La Agencia Antidopaje Rusa (RUSADA), y despidiendo a su director; y declarando que estaba plagado de corrupción, y acusando al Ministro de Deportes ruso, Vitaly Mutko de encubrirlos.
El informe publicado por La Comisión de Pound, instigó una investigación de INTERPOL; y también involucró el espionaje ruso del Servicio Federal de Seguridad Ruso (FSB), antigua KGB en RUSADA durante Los Juegos Olímpicos de Sochi 2014.
Y es que el dopaje en el deporte ruso, tiene una naturaleza sistémica:
Rusia perdió 49 medallas olímpicas por infracciones de dopaje, la mayor cantidad en cualquier país, 4 veces el número de finalistas, y más de 1/3 del total mundial.
De 2011 a 2015, más de mil competidores rusos en diversos deportes, incluidos deportes de verano, invierno y paralímpicos, se beneficiaron de un encubrimiento del cual era partícipe el gobierno ruso.
Al revisar 7289 muestras de sangre de 2737 deportistas, extraídas entre 2001 y 2009, un informe encontró que el número de muestras sospechosas del “País A” sobrepasó notablemente a otros países.
Uno de los autores dijo que el “País A” era Rusia.
En octubre de 2009, El Secretario General de La Federación Internacional de Atletismo (IAAF), Pierre Weiss, le escribió al entrenador de atletismo, Valentin Balakhnichev, que las muestras de sangre de los atletas rusos, “registraban algunos de los valores más altos jamás vistos desde que La IAAF comenzó a probar”, y que las pruebas de los Campeonatos Mundiales de 2009, “sugieren fuertemente un abuso sistemático de sangre, dopaje o productos relacionados con EPO”
En 2010, un empleado de La Agencia Antidopaje Rusa, Vitaly Stepanov, comenzó a enviar información a WADA, alegando que RUSADA estaba permitiendo el dopaje sistémico en el atletismo.
El periodista británico, Nick Harris, dijo que contactó al Comité Olímpico Internacional, con denuncias sobre el laboratorio de Grigory Rodchenkov en Moscú, a principios de julio de 2013.
En 2005, Grigori Mijailovich Rodchenkov, se convirtió en El Director del Centro Antidopaje, el laboratorio antidopaje nacional de Rusia.
Rodchenkov, que nació el 24 de octubre de 1958 en Moscú, fue atleta en su juventud; y tras sus estudios de química, empezó a trabajar en 1985 en El Centro Antidoping de Moscú; y luego cambió a la industria de la computación y la energía, pero regresó al laboratorio en 2006.
Él y su hermana, la corredora Marina Rodchenkova, estaban bajo investigación en 2011, por vender fármacos ilegalmente... y él fue hospitalizado en marzo de 2011, por un intento de suicidio, y más tarde fue diagnosticado con desorden de la personalidad exacerbado por tensión.
Los cargos finalmente fueron retirados, pero su hermana estuvo condenada y sentenciada a un año y un medio en prisión.
En Los Juegos Olímpicos de Sochi 2014, El Presidente ruso Vladimir Putin, otorgó a Rodchenkov, “La Orden de La Amistad”, “en reconocimiento a las personas extranjeras cuyos trabajos, actos y esfuerzos se han dirigido a mejorar las relaciones con La Federación de Rusia y su pueblo”
En 2016, Putin llamó a Rodchenkov, un “hombre con una reputación escandalosa”, debido a ciertos hechos que se pueden llamar “traición”
En noviembre de 2015, el laboratorio estuvo suspendido por WADA, basándose en un informe sobre el patrocinio de Rusia para un programa de dopaje a sus deportistas; y temiendo por su seguridad, Rodchenkov huye a los Estados Unidos.
Además Rodchenkov había hablado sobre el dopaje en Las Olimpiadas de Sochi con Vitaly Stepanov, quien grabó 15 horas de sus conversaciones sin su conocimiento.
Rodchenkov también dio detalles a The New York Times, alegando que El FSB estuvo implicado en cubrir las muestras positivas de dopaje.
Los documentos obtenidos en 2016, revelaron los planes de La Unión Soviética para un sistema de dopaje en todo el estado, en pista y campo, en preparación para Los Juegos Olímpicos de Verano de 1984 en Los Ángeles.
Con fecha anterior a la decisión del país de boicotear Los Juegos, el documento detallaba las operaciones existentes de esteroides del programa, junto con sugerencias para mejoras adicionales.
La comunicación, dirigida a la cabeza de atletismo de La Unión Soviética, fue preparada por El Dr. Sergei Portugalov, del Instituto de Cultura Física.
Portugalov, también fue una de las principales figuras involucradas en la implementación del programa ruso de dopaje, antes de Los Juegos Olímpicos de Verano 2016.
Por otra parte, El Informe McLaren, publicado el 18 de julio de 2016, se refiere al informe redactado por La Comisión que AMA encargó al catedrático de Derecho y abogado canadiense, Richard McLaren, en mayo de 2016, para investigar la denuncia realizada primero en 60 Minutes, y posteriormente en The New York Times, por el exdirector del laboratorio antidopaje de Los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, en la cual, Grigory Rodchenkov acusó al Estado ruso, y más específicamente, a su Ministerio de Deportes, y al FSB, de establecer un sistema para falsificar los controles antidopaje, y encubrir eventuales casos positivos.
El profesor Richard McLaren, investigador independiente que trabaja en nombre de AMA, publicó una 2ª parte de su informe que muestra que más de 1.000 atletas rusos, en más de 30 deportes, participaron o se beneficiaron del dopaje patrocinado por El Estado, entre 2011 y 2015.
Los correos electrónicos indican, que incluyeron a 5 levantadores de pesas ciegos, a quienes se les pudo haber administrado drogas sin su conocimiento, y a un quinceañero.
Por lo que a conocimiento de los hechos, algunos deportistas estaban preocupados de que pudieran ingerir involuntariamente una sustancia prohibida si el anfitrión manipulaba alimentos o bebidas, mientras que otros estaban preocupados por la evidencia de que los laboratorios rusos habían estado abriendo botellas a prueba de manipulaciones.
Si han abierto estas botellas para ayudar a sus atletas:
¿Qué es lo que les impide también abrirlos para alterar las muestras de cualquier atleta en la competencia?
El Informe McLaren declaró que “Rodchenkov era una parte integral de la conspiración para extorsionar a los atletas con el fin de encubrir los resultados positivos de las pruebas de dopaje; y también encontró que Rodchenkov era veraz con respecto al tema bajo investigación.
Que el laboratorio de Moscú operaba bajo supervisión y control del Estado; y el personal debía formar parte del sistema dirigido por El Estado, que permitía competir a los atletas rusos mientras utilizaban el dopaje de sustancias”
Ante la gravedad de los resultados de las investigaciones publicados en El Informe, El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, se vio obligado a realizar unas declaraciones al respecto y, además de descalificar El Informe, denunció la politización del deporte, afirmando que:
“Es extraño señalar solo a deportistas rusos por dopaje.
Porque mire lo que pasa en otros países.
Los deportistas usan esteroides y dan positivo en las pruebas de dopaje todo el tiempo.
Pero nadie es suspendido.
Yo relaciono todo esto con la política”
En respuesta a estos hallazgos, WADA anunció que RUSADA debería considerarse no conforme con El Código Mundial Antidopaje, y recomendó que se prohibiera a Rusia competir en Las Olimpiadas de Río 2016.
El Comité Olímpico Internacional (COI), rechazó la recomendación, indicando que El COI y Las Federaciones Internacionales de cada deporte, tomarían decisiones según la base individual de cada deportista.
Un día antes de La Ceremonia de Apertura de Río 2016, se autorizó a 278 atletas a competir bajo la bandera rusa, mientras que 111 fueron eliminados por dopaje.
A diferencia del COI, El Comité Paralímpico Internacional votó unánimemente para prohibir la participación rusa en Los Juegos Paralímpicos de 2016, y suspendió al Comité Paralímpico de Rusia, después de haber encontrado evidencia de que el DPM también estaba en funcionamiento en Los Juegos Paralímpicos de Invierno de 2014.
Aunque El COI declaró en julio de 2016, que pediría a Las Federaciones deportivas que busquen anfitriones alternativos, Rusia ha conservado los derechos de organización de algunos eventos deportivos internacionales importantes, como:
La Copa FIFA Confederaciones de 2017, La Copa Mundial de Fútbol de 2018, y La Universiada de Invierno 2019 en Krasnoyarsk.
En septiembre de 2016, Rusia obtuvo la sede para Los Campeonatos del Mundo de Biatlón de 2021, porque la recomendación del COI no se aplicaba a los eventos que ya habían sido adjudicados o programados por el país.
“How is it possible that the most proven athlete in the world has undergone 500 scientific tests and has not had it taken?”
ICAЯUS es un documental del año 2017, dirigido por Bryan Fogel.
Protagonizado por Bryan Fogel, Grigory Rodchenkov, Dan Cogan, entre otros.
El guión es de Bryan Fogel, Mark Monroe y Timothy Rode; donde el problema del dopaje deportivo alcanza unos niveles que amenazan al deporte y al espíritu olímpico con desaparecer.
El documental fue adquirido en una venta histórica de $5 millones a NETFLIX y estrenado mundialmente en NETFLIX, el 4 de agosto de 2017; estando nominado al Premio Oscar en dicha categoría, que inicia con el objetivo de investigar:
¿Cómo Lance Armstrong superó todas las pruebas de dopaje en ciclismo, cuando en realidad estaba tomando drogas para mejorar su rendimiento?
Lo que el director descubrió en el transcurso de la investigación, inesperadamente provocó un terremoto deportivo y político internacional, que puso en duda la confianza y la respetabilidad de Los Comités de Deporte Internacional, en especial en Rusia, y cómo existe una mafia en el deporte, que en dicho país la domina El Presidente Vladimir Putin, como medio para lograr sus fines y ambiciones.
“Todo el mundo sabe que todos están dopados, pero todo el mundo hace como si no fuera así.
Lo saben los estados, lo saben los atletas amateurs que no llegan a la elite por no querer entrar o seguir en el programa, lo saben las marcas que patrocinan estos eventos, lo sabe El COI, AMA y todas esas agencias y organismos oficiales, y casi lo deberían de saber los fanáticos, pero les ciega el patriotismo y todas esas payasadas.
Todos viven de lo mismo:
Del show, y a nadie le interesa que se termine”, dijo el director.
ICAЯUS tiene un suspenso impresionante, va creciendo conforme avanza, y se vuelve más oscuro, tenebroso, terrorífico y peligroso.
La manera en que el director narra la historia es muy buena, amena y con buen ritmo, usando diferentes tipos de narraciones, inesperada con cada descubrimiento, aunque recuerde mucho al filme “Citizenfour” (2014)
Los 2 grandes protagonistas, por un lado:
Bryan Fogel en un claro ejemplo de compromiso y responsabilidad; y el enorme Grigory Rodchenkov, imposible no desarrollar empatía por él, un personaje clave en más de 40 años de Medallas de Oro y primeros lugares de Rusia en el deporte, que son realmente un fraude, una mentira, y una conspiración; y podría parecer algo demasiado exagerado, que un documental, a priori, solo sobre dopaje pueda remover por dentro tantas cosas.
Pero es que ICAЯUS es algo más que eso:
En la figura de Grigory Rodchenkov recaen todos los ingredientes esenciales para terminar haciendo de este test, que se torna en investigación, algo épico, único e histórico.
Grigory es un hombre maduro, de exabruptos constantes y ternura inusitada, de sentido del humor impredecible, de pasado turbio y presente por definir.
Ese “coctel” de arrolladora personalidad de Grigory, nos lleva por derroteros mucho más inhóspitos que el deporte:
El arte del engaño, la verdad, la moral, la redención…
Documental imprescindible, pues ahora, La Copa Mundial 2018 será en Rusia, cuando los hechos son irrefutables, las organizaciones deportivas han permitido que siga Rusia compitiendo con juego sucio e impunemente.
Después de ver ICAЯUS es imposible no volver a ver unas Olimpiadas de la misma manera, ni un Tour de Francia, ni un partido de fútbol…
Después de ver ICAЯUS, quizás sientas un profundo asco de toda la mentira que es el deporte profesional, de toda la mentira que es la política, y de cuan poco importa la verdad; porque esto es un “Dopaje de Estado”, y no son los rusos los únicos que se dedican a esto, son todos los países que tienen la obligación de ganar medallas, son todos los deportistas que tienen la obligación de hacer un buen papel para que su marca deportiva le pague más.
Pero en el documental, realizado por un gringo, se vende la idea de que los EEUU se dopan por su cuenta, como Armstrong y Marion Jones; mientras los atletas rusos no tienen ni voz ni voto, y es El Estado el que trama todo el asunto.
ICAЯUS es, en su propia sorpresa, un vehículo perfecto para traer a la palestra el mayor escándalo de la historia del deporte a través de su brazo ejecutor y destructor:
Grigory Rodchenkov, quien se alza como un protagonista extremadamente interesante.
Exijo boicot a Rusia 2018.
“Even to understand the word “doublethink” involves the use of doublethink.
I was doing in parallel 2 things which cancelled out each other and being fully contradictory.
Doping and anti-doping”
Inicialmente, la idea de Bryan Fogel era realizar un vivencial en el que expondría los efectos que sustancias prohibidas, dopaje básicamente, provocarían en él.
Eso, y también mostrar lo fácil que es burlar los controles de doping después de hacerlo.
Y en “el vuelo”, como Ícaro, descubrió una trama conspirativa, que salpica a todos, desde Vladimir Putin hacia abajo.
Con ello, el actor y cineasta se presenta a sí mismo como “un ciclista aficionado”, personaje de batallas medianas en las pruebas de ruta, y claro, ex fanático de Lance Armstrong, el ícono mundial del dopaje.
Ahí radica todo.
En medio del reto personal de Fogel, empieza la investigación sobre el dopaje de estado en Rusia, y todas las ideas previas del cineasta se van al traste.
El título del documental, viene al dedo para enlazarlo con los altos y los bajos, los excesos y los defectos, la victoria y la derrota y, en definitiva, la carrera física y psicológica a la que se enfrenta cualquier deportista de élite en su vida.
ICAЯUS se adentra en primera instancia, en el estudio del dopaje deportivo a través de las propias carnes del director, para terminar convirtiéndose en una de las piezas clave con las que se destapó toda la verdad sobre el escándalo del dopaje en Rusia.
Una trama de corrupción que salpicaba al gobierno ruso, y que tuvo un gran protagonista:
Grigory Rodchenkov, que logró hacer desaparecer el temido positivo de más de 1.000 atletas rusos en Los Juegos Olímpicos.
Conspiración, ética y moralidad en una nueva “Guerra Fría” deportiva con Rusia y los Estados Unidos como parte de la función.
Así las cosas, el cineasta Bryan Fogel, se propuso hacer un documental sobre el uso de esteroides en el atletismo.
Fogel, también ciclista aficionado, decide usar drogas que mejoran el rendimiento mientras entrena para Haute Route para ver si puede pasar una prueba antidopaje.
La ayuda de Fogel se originó con el fundador del Laboratorio Analítico Olímpico de UCLA, Don Catlin; pero con las implicaciones de su reputación en juego, Catlin decidió que su participación en el experimento no sería una buena idea.
En su lugar, Grigory Rodchenkov, El Jefe del Programa Antidopaje de Rusia, ayudó a administrar el sistema de dopaje.
Con la ayuda de Rodchenkov, Fogel comenzó el sistema con inyecciones de hormonas y muestras de orina, que luego serían utilizadas para las pruebas.
Dado su resultado y su particular pasión por el mundo del ciclismo, Fogel se percata de que el grupo en cabeza, formado por los 10 primeros posicionados en la tabla, se encontraba a un nivel inalcanzable para cualquiera.
De ahí surge la eterna duda:
¿Se habrán dopado?
En los últimos años hemos visto caer figuras del deporte del tamaño de Maria Sharapova, o el mismísimo Lance Armstrong, quienes reconocían abiertamente el consumo de sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento, y es precisamente este último quien sirve como primer hilo conductor en el documental.
El ex-ganador de 7 Tours, uno de los grandes héroes de nuestro protagonista, reconocía haberse aprovechado del dopaje para superar las extremas pruebas físicas en las que se coronó como “Campeón”
Lo más irritante, sin embargo, fue que Armstrong se sometió durante su carrera a más de 500 pruebas antidopaje... de las que siempre salía limpio.
¿Cómo es posible que el atleta más probado del mundo se haya sometido a 500 pruebas científicas, y no lo hayan cogido?
Durante el primer tercio del metraje, no pude evitar sentirme algo abrumado por la cantidad personajes que acuden a escena, desde científicos que rehúsan en primera instancia a apoyar el documental, hasta entrenadores deportivos que forman parte del día a día del primer protagonista en su proceso de dopaje, o entidades como WADA.
A pesar de todo, la resolución de ese primer nudo no tarda en llegar.
Con el respaldo de Grigory Rodchenkov, Fogel logra colarse en la carrera bajo los efectos de diversas sustancias que potencian su rendimiento deportivo.
Sin embargo, todo su esfuerzo resultó en vano:
Un fallo técnico en su bicicleta, y el desempeño de sus rivales terminó con nuestro ciclista aficionado ocupando una posición todavía más baja en la tabla, que en su primer intento en limpio.
Y aquí es donde comienza el verdadero nudo:
La relación de Fogel y Rodchenkov creció cerca en un corto período de tiempo.
El excéntrico y divertido científico que acompaña a Fogel en su proceso de dopaje, termina entablando una importante relación de amistad con el cineasta.
Todo sea dicho, desde un primer pestañeo, nos presentan a Rodchenkov como un hombre afable, amante de los animales y, muy especialmente, de su familia y su esposa.
La historia detrás de su figura, la cual nos presentan mucho más adelante, no tiene desperdicio:
Lo que Fogel descubrió durante su experimento, es que Rodchenkov tenía su propio sistema en Rusia para ayudar a los atletas rusos a usar drogas para mejorar el rendimiento sin ser detectado.
De repente aparecieron informes de prensa, que señalaban que Rodchenkov era una figura clave en el programa de dopaje patrocinado por el estado de Rusia durante Los Juegos Olímpicos de Invierno 2014, en Sochi.
Temiendo por su vida, Rodchenkov huyó a los Estados Unidos con la ayuda de Fogel.
En la cámara, Rodchenkov testificó sobre el esquema de intercambio de muestras de orina de los atletas rusos para que no se detectaran.
El testimonio de Rodchenkov se hizo público en una extensa entrevista con The New York Times, donde proporcionó hojas de cálculo, discos, correos electrónicos y más pruebas incriminatorias de la participación rusa.
Preocupado por su bienestar, El Departamento de Justicia de los Estados Unidos, colocó a Rodchenkov bajo custodia protectora.
El abogado de Rodchenkov, Jim Walden, aparece brevemente en la película, describiendo las amenazas a la vida de Rodchenkov, y la muerte de 2 de los asociados de Rodchenkov.
Fogel y Rodchenkov, se dan cuenta de que tienen el poder de revelar el mejor dopaje en los deportes a través de The New York Times, el 12 de mayo de 2016.
Alegaron que Rusia había orquestado fraude estatal, conspirando para engañar los Juegos Olímpicos, incluidos Los Juegos Olímpicos de Sochi 2014, donde Rodchenkov, con la ayuda del Servicio Federal de Seguridad, anteriormente La KGB, cambió la orina contaminada con esteroides del equipo nacional ruso para evadir la detección positiva.
Esta historia, que Fogel había estado documentando como cineasta durante 3,5 años, trabajando con el productor Dan Cogan, es la base de ICAЯUS.
Gran parte de las declaraciones hechas en el documental, son respaldadas inclusive por El Informe McLaren.
Lo que en un principio comenzaba como un estudio para reforzar las medidas antidopaje, y comprender cómo era posible saltarse los controles; termina convirtiéndose en el trasfondo del mayor escándalo de la historia del deporte, con una red que, en palabras de Rodchenkov, “salpicaba al mismísimo Vladimir Putin”
Ahí es nada... a partir de aquí, ICAЯUS adquiere un nuevo cariz.
Fogel pasa a convertirse en un personaje secundario a merced de la evolución de los acontecimientos en torno a la figura de Rodchenkov, de quien nunca terminamos de saber si se trata del bueno o el malo de la película.
El director, sin embargo, consigue virar perfectamente el documental, para grabar con solvencia, una red de corrupción mucho más grave de lo que cabría imaginar, permitiéndonos asistir como invitados, para ver qué ocurre entre bambalinas.
Las referencias a la novela “1984” de George Orwell son incesantes; y es algo tópico, la intersección entre la verdad y el libro, el doble pensar, incluso la propia presencia de Rusia en todo esto, pues la obra maestra del inglés, no deja de tener trazas del sistema soviético que, en esto al menos, no deja de ser el predecesor de la actual oligarquía de Putin.
El científico cuenta que leyó el libro cuando tenía 30 años, y dejó de ser ilegal.
Que le obsesionó, y que de ahí saca sus enseñanzas, del doble pensar, de las cosas que pueden ser verdad, y a la vez no serlo.
Es también una manera de darle brillo a un personaje fascinante, bastante loco e incapaz de determinar si lo que ha hecho es, o no, algo abyecto.
Es evidente el propósito de enlazar la condición conspirativa del documental a un ente con cierto poder cultural, en este caso, la novela de George Orwell, y así reforzar la veracidad de su propuesta.
Por otro lado, tenemos la comparativa entre la figura de Edward Snowden y Grigory Rodchenkov, quienes, a pesar de las diferencias cualitativas de sus declaraciones, se convierten en testigos protegidos en casas opuestas respectivamente, y de cuya comparación no se produce tal abuso.
Finalmente, en diciembre de 2017, se prohibió a todo el equipo nacional de Rusia, participar en Los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 en Corea del Sur.
Y en agosto de 2017, Fogel se reunió con miembros del Congreso y El Senado de los EEUU, para analizar el alcance de la manipulación rusa en los asuntos mundiales, específicamente:
Las elecciones en los Estados Unidos donde salió el supremacista blanco, homófobo y xenófobo, Donald Trump, como Presidente.
Y es que debido a la evidencia del dopaje generalizado por parte de los atletas rusos, AMA recomendó que los atletas rusos tengan prohibido participar en Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río 2016.
Los analistas dijeron que creían que el pirateo era, en parte, un acto de represalia contra la denuncia de la atleta rusa Yuliya Stepanova, cuya información personal fue revelada por infracción.
En agosto de 2016, AMA reveló, que sus sistemas habían sido violados, y explicó que los piratas informáticos de Fancy Bear, habían utilizado una cuenta creada por El Comité Olímpico Internacional (COI), para acceder a su base de datos del Sistema de Administración y Administración Antidopaje (ADAMS)
Los hackers, luego usaron el sitio web fancybear.net, para filtrar lo que dijeron “eran los archivos de pruebas de drogas olímpicas de varios atletas que habían recibido exenciones de uso terapéutico, incluidas la gimnasta Simone Biles, las tenistas Venus y Serena Williams, y la jugadora de baloncesto Elena Delle Donne”
Los hackers, se enfocaron en los atletas a los que AMA había concedido exenciones por varias razones.
Fugas posteriores, incluyeron atletas de muchos otros países…
Así se formaron 1.666 documentos en la investigación que aportó el científico a la investigación de McLaren.
Fogel, el cineasta, para ese instante es ya era uno más en el equipo de defensa de Rodchenkov, le busca abogados, e incluso le representa en una reunión con miembros de AMA, importante para tratar de identificar hasta dónde llegaba la mancha de aceite del dopaje en el deporte ruso; y es una de las grandes escenas del documental, donde se ve cómo algunos de los enviados por La Agencia Mundial Antidopaje, casi se marean ante la cantidad de datos que salen de los documentos de Rodchenkov, ausente en la reunión.
No por indignación, sino por el tamaño de la nube que tienen que lidiar.
También es notable la indignación de una de las expertas con él, porque les ha hecho hacer el ridículo en Sochi, donde fueron como observadores.
Ahí, Fogel la detiene para recordarle que su amigo/cliente/cómplice/médico, “se está jugando la vida en todo este proceso”
Una buena manera para acallar críticos.
ICAЯUS es pues el documental definitivo, con mucho protagonismo científico, pero sin cuestionamientos a los dirigentes y mandatarios rusos.
¿Acaso hace falta que lo afirmen?
Y como comedia, hay bastante circo en sus escenas.
Pero sí es un testimonio tremendo, una manera de enseñarle al ciudadano que, en la vida, se planteará por un segundo leer El Informe McLaren, de hasta qué punto se pueden llegar a hacer trampas en el deporte, y los intereses que mueven un mundo que muchos ven como “inofensivo”
Y para darle un poco de lirismo a todo esto, se aliña la cosa con unas cuantas ilustraciones muy bien realizadas, tanto en computadora como en dibujo y animaciones, muy completo; y exhorta:
“Sólo porque un atleta diga que está limpio, no significa que realmente lo esté.
Y sólo porque no le salga el test positivo, no significa que no se esté dopando.
Hay un voto de fe que todos deben tomar en las competencias internacionales.
Quizás debemos reevaluar, cómo vemos a los deportistas, en vez de pensar si están limpios o no.
Sé que las personas que verán este documental, podrán pensar que si un atleta es muy bueno para ser cierto, efectivamente, es muy bueno para ser cierto.
No creo que debemos ver esto como un tema de un atleta individual, sino que como un problema de confianza a nivel de los gobiernos.
No sé si puedes confiar o no, la historia y el futuro del deporte nos lo dirá”, dijo Bryan Fogel.
La película, podría convertir a Rodchenkov, para algunos un valiente, para otros un traidor; en el enemigo público número uno en su país.
“Él ya teme por su vida”, advirtió el director que augura que Rodchenkov se convertirá en “uno de los fugitivos más famosos del mundo”
El químico, se mudó en enero de 2016 a Los Ángeles, porque en Rusia ya no se sentía seguro.
Mientras tanto, tras el estreno de ICAЯUS, Lance Armstrong ha respaldado el polémico y revelador documental de NETFLIX; y Fogel dijo que descubrió que Armstrong había visto la película cuando vio el tweet de Armstrong en diciembre de 2017, y se alegró de que Armstrong respondiera positivamente:
“Ciertamente Armstrong fue castigado al ser desojado de sus 7 títulos del Tour, y este es un tema que obviamente está muy cerca de él personalmente.
Pero el alcance de La Conspiración de Rusia, en mi opinión, muestra que el dopaje de Lance fue realmente solo una aguja en el pajar global de fraudes deportivos.
Espero que el apoyo de Lance a la película, ayude a llamar la atención sobre este escándalo, y sobre la intromisión de Rusia en las competiciones mundiales y la política mundial, con la intención de ganar a toda costa.
Más importante aún, espero que su apoyo ayude a proteger aún más al Dr. Grigory Rodchenkov, el denunciante que ahora está siendo perseguido por Rusia por su valentía de decir la verdad”
Por más que uno esté familiarizado con los acontecimientos que llevaron a que se les prohibiera a los atletas de pista y campo rusos, asistir a Rio 2016, no deja de ser sustancial repasar la cronología de los hechos de una historia que aún no tiene final.
“Were you the brain that cheated the Olympics?”
La frase:
“La Verdad es la primera víctima de La Guerra”, es de Hiram Johnson, un senador estadounidense aislacionista de principios de siglo, y hoy en día sigue siendo estrictamente cierta.
Ahora el problema no está tanto en identificar la realidad de esa sentencia, como en encontrar las distintas formas en las que puede representarse una guerra.
Eso es lo complicado, ya no hay baterías de cañones o grandes trincheras, la guerra se ha sofisticado, y puede encontrar las más diversas formas.
El deporte es, o puede ser, un campo de batalla más.
Abstraigámonos del lenguaje deportivo, esa vena que tenemos los cronistas de utilizar términos bélicos para tratar de definir cualquier deporte.
No es eso, la guerra está presente sin necesidad de metáforas.
Desde que se destapó el escándalo de dopaje Ruso, se han hecho llamamientos para prohibir a Rusia participar en Los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 y Los Juegos Paralímpicos de Invierno de 2018; o permitir que los atletas rusos compitan solo como neutrales.
El 5 de diciembre de 2017, El COI anunció que Rusia está suspendida con efecto inmediato.
La decisión con respecto a la participación de los atletas rusos en Las Olimpiadas, fue tomada por El COI sobre la base de los resultados de La Comisión de Investigación presidida por Samuel Schmid.
Rusia tiene la intención de apelar la prohibición...
Algunos rusos describieron las acusaciones, como un complot anti-ruso; mientras que otros afirmaron que Rusia estaba “haciendo lo mismo que el resto del mundo”
El Presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que “Rusia nunca apoyó ninguna violación en el deporte, nunca la hemos apoyado a nivel estatal, y nunca lo apoyaremos”
Y que las acusaciones eran parte de una “política contra Rusia” por parte de Occidente.
El 6 de diciembre de 2017, Vladimir Putin anunció su decisión de no impedir que los atletas rusos individuales participen en Los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018; y también dijo que le complace que La Comisión de Investigación del COI, presidida por Samuel Schmid, “no haya encontrado ninguna prueba de que el gobierno ruso haya participado en una conspiración antidopaje”
Sin embargo, La Comisión de Investigación solo dijo que no había suficiente evidencia de que altas autoridades del estado ruso estuvieran involucradas.
El hecho de que El Ministerio Ruso del Deporte y El FSB eran parte del esquema de dopaje, nunca fue puesto en duda.
La agencia de noticias rusa, TASS, informó que El Ministro de Deportes, Pavel Kolobkov, dijo que “El Comité de Investigación no encontró evidencia que El Estado apoyó y operó un sistema de dopaje”
Ese Comité, busca la extradición de Rodchenkov de los Estados Unidos, donde está bajo protección de testigos.
En noviembre de 2017, un panel del COI concluyó:
“Cualquiera que sea su motivación y cualquier mal que haya cometido en el pasado, El Dr. Rodchenkov estaba diciendo la verdad cuando dio explicaciones sobre el plan de encubrimiento que logró”
La comisión disciplinaria del COI, escribió que “el esquema de intercambio de muestras, fue uno de los peores golpes contra la integridad y la reputación de Los Juegos Olímpicos”
El 5 de diciembre de 2017, El COI decidió prohibir a Rusia la participación en Los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018, y suspender al Comité Olímpico Ruso.
Los deportistas rusos pueden participar bajo La Bandera Olímpica, si son aprobados por un panel que contará con representantes del COI, La Agencia Mundial Antidopaje y La Unidad de Deporte Libre de Dopaje de La Asociación Global de Federaciones Deportivas Internacionales.
Tras el anuncio, Jim Walden, un abogado de Rodchenkov, emitió un comunicado aplaudiendo la decisión del COI que envía “un poderoso mensaje de que no tolerará el fraude patrocinado por El Estado por parte de ninguna nación.
Como el mundo ha visto, El Dr. Rodchenkov proporcionó pruebas creíbles e irrefutables del sistema de dopaje patrocinado por El Estado ruso.
Las constantes negaciones de Rusia carecen de credibilidad, y el hecho de que no haya presentado todas las pruebas en su poder, confirman aún más su complicidad de alto nivel”, sentenció Walden.
Grigory Rodchenkov, de 59 años, actualmente está en protección de testigos en los Estados Unidos, ya que se cree que es blanco de agentes rusos que buscan represalias por su denuncia; pues 2 importantes ejecutivos antidopaje rusos, incluido el amigo de Rodchenkov, Nikita Kamaev, murieron sospechosa e inesperadamente en los meses previos a que Rodchenkov hiciera pública su historia.
Como resultado de todo lo dicho, y debido a infracciones de dopaje, Rusia ha sido despojada de 51 Medallas Olímpicas, la mayor cantidad en cualquier país, 4 veces más que el 2º lugar, y más de 1/3 del total mundial; siendo el país líder en términos de número de medallas eliminadas por dopaje en Los Juegos Olímpicos de Invierno de 2002, con 5 Medallas; en Los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006 con 1 Medalla; en Los Juegos Olímpicos de Verano de 2008, con 14 Medallas; en Los Juegos Olímpicos de Verano de 2012, con 13 Medallas; en Los Juegos Olímpicos de Invierno 2014, con 13 Medallas; y la mayoría conjunta en Los Juegos Olímpicos de Verano de 2004, con 3 Medallas; y Los Juegos Olímpicos de Verano de 2016, con 1 Medalla.
Nótese que Galina Kulakova de La Unión Soviética, fue despojada de su Medalla de Bronce en Los Juegos Olímpicos de Invierno de 1976; y esta medalla se cuenta porque Kulakova nació en La República Socialista Federativa Soviética de Rusia (RSFSR), y se convirtió en ciudadana rusa después del colapso de La Unión Soviética.
Por otra parte, en la política, Grigory Rodchenkov dijo:
“Me sentí responsable de La Invasión a Ucrania.
Si Rusia hubiese ganado menos Medallas, Putin no hubiese sido tan agresivo”
¿Qué podemos esperar?

“War Is Peace.
Freedom Is Slavery.
Ignorance Is Strength”



No hay comentarios.:

Publicar un comentario