Acerca de mí

Mi foto

Analista Cinematográfico y de Música Clásica.

miércoles, 19 de julio de 2017

With a Song in My Heart

“I'll walk alone because to tell you the truth I'll be lonely, I don't mind being lonely when my heart tells me you are lonely too.
I'll walk alone, they'll ask me why and Ill tell them I'd rather.
There are dreams I must gather, dreams we fashioned the night you held me tight”

“With a Song in My Heart” es una “melodía de programa” del musical de Richard Rodgers y Lorenz Hart de 1929 “Spring Is Here”
Una “melodía de programa” o “show tune”, es una canción popular escrita originalmente como parte de una banda sonora para un “show" o un musical teatral, el cual es notable especialmente, si la pieza en cuestión se ha convertido en un estándar/popular, separado del show o el musical que le dio origen.
En la producción original de Broadway, “With a Song in My Heart” fue cantado por John Hundley y Lillian Taiz.
Al año siguiente, por Lawrence Gray en la versión musical de Hollywood de Bernice Claire y Frank Albertson; pero la grabación más popular de la canción en 1929, fue de Leo Reisman.
Por su parte, Jane Froman fue muy popular con la canción.
Froman fue una cantante y actriz estadounidense, que durante su carrera de 30 años, actuó en el escenario, la radio y la televisión, a pesar de las lesiones crónicas que sufrió como producto de un accidente de avión en 1943.
Ellen Jane Froman, nació en University City, Missouri, siendo hija de Anna Tillman, y Elmer Ellsworth Froman.
Su infancia y adolescencia la pasó en la pequeña ciudad de Clinton, en Missouri; y cuando Froman tenía unos 5 años, su padre “desapareció misteriosamente” y nunca más se supo de él.
Por tanto, su madre volvió a contraer matrimonio con William Hetzler.
Por su parte, Froman desarrolló un tartamudeo alrededor de este tiempo, que la persiguió toda su vida, excepto cuando cantaba, afortunadamente no interfería en su canto, por lo que siguió siendo una cantante enormemente popular, en una época donde la competencia era atroz, con competidoras de la talla de:
Dinah Shore, Billie Holliday, Joe Staford o Peggy Lee.
A pesar de su formación vocal clásica, al principio de su carrera se sintió atraída por la música de los compositores de la época:
George e Ira Gershwin, Cole Porter e Irving Berlin, que estaban inspirando un resurgimiento de la música popular.
Ella se reunió con el cantante de vodevil, Don Ross, cuando realizaron una audición para el mismo trabajo en la estación de radio WLW en Cincinnati.
Y apareció por primera vez, en WLW, el 9 de octubre de 1929, en “on the King Taste night club”, e hizo su debut en la red nacional, en NBC, 31 de julio de 1931; y se escuchó en el programa Florsheim Frolic, transmitido los domingos por la tarde.
Froman y Ross, tenían su propio programa a partir del 4 de julio de 1937.
La serie de 13 episodios en NBC Red Network, era un reemplazo del verano para el programa de Jack Benny; y el 4 de enero de 1948, Froman se unió al elenco de The Pause That Refreshes, un programa de música de la noche del domingo, patrocinado por Coca-Cola, en CBS.
Era su primer papel regular en la radio, después del desplome del avión en 1943.
Allí se unió a la orquesta de Henry Thies, y fue una vocalista destacada en varias grabaciones de Thies Victor.
Convencido de que ella era un material que pulir, Ross se convirtió en su gerente no oficial, y la convenció de que se mudara a Chicago.
En 1933, Froman se unió a Ziegfeld Follies, donde fue favorecida por Fannie Brice.
El famoso compositor y productor, Billy Rose, cuando se le pidió que diera el nombre de las 10 principales cantantes femeninas, habría respondido:
“Jane Froman y otras 9”
Los oyentes de radio, aparentemente estuvieron de acuerdo con Rose, porque Froman llegó a la cima, en una encuesta nacional, como “la cantante #1 en la radio” en 1934.
A Jane Froman se le acreditan 3 películas:
“Kissing Time” (1933), “Stars Over Broadway” (1935) y “Radio City Revels” (1938); y a partir del 15 de octubre de 1952, fue anfitriona de Jane Froman's U.S.A. Canteen, un programa de SBS, de 30 minutos, de la cadena CBS, en el que aparecieron “talentosos miembros de las fuerzas armadas con Froman”
Y a partir del 30 de diciembre de 1952, a un programa de 15 minutos, con un horario de 2 veces por semana, los martes y jueves; y el título fue cambiado a “The Jane Froman Show” a finales de 1953.
Sin embargo, el programa se cerró el 23 de junio de 1955.
La primera canción de éxito, que se introdujo en la televisión, “I Believe”, fue escrita para Froman, por los músicos del espectáculo, Ervin Drake, Irvin Graham, Jimmy Shirl y Al Stillman, y le ganó un disco de oro en 1953.
Froman es recordada por la tragedia, cuando resultó gravemente herida, como resultado de un accidente de avión, el 22 de febrero de 1943; donde ella iba a bordo de un USO, Boeing 314 llamado “Yankee Clipper”, número de cola NC18603; que la llevaba a ella junto a otras 38 personas, mientras el avión estaba en una curva descendente para acercarse al mar, la punta del ala tocó una ola, tras lo cual se estrelló contra el río Tajo, en Lisboa, Portugal.
Ella fue una de las 15 personas sobrevivientes.
Froman sufrió lesiones graves, un corte por debajo de la rodilla izquierda, casi cortando su pierna, múltiples fracturas de su brazo derecho, y una fractura compuesta de su pierna derecha, que los médicos amenazaron con amputar.
Como dato, antes del vuelo, Froman había dado su asiento a otro pasajero, Tamara Drasin, que murió en el accidente.
Su biógrafo, Ilene Stone, dijo al respecto que ese hecho “la persiguió toda su vida”
El copiloto, John Curtis Burn, que se rompió la espalda en el accidente, formó una balsa improvisada de partes del avión destruido, para ayudar a mantenerse a sí mismo, y a Froman a flote.
Después de ser rescatados, ambos fueron enviados a la misma casa de convalecencia, donde lucharon juntos sus largas recuperaciones.
Menos de 1 año después del accidente, Froman regresó a Broadway, para actuar en una revista, Artists and Models.
Llevaba un aparato metálico para reforzarle la pierna, y usaba una silla de ruedas, después de haber tenido 13 operaciones por sus heridas.
Froman se sometió a 39 operaciones a lo largo de los años, y luchó contra la amputación, por lo que usó muletas, y un refuerzo metálico para la pierna, el resto de su vida.
A pesar de ello, regresó a Europa, y entretuvo a las tropas estadounidenses en 1945; aun teniendo que caminar con muletas, dio 95 espectáculos en toda Europa.
A finales de los años 40, Jane Froman se convirtió en adicto a los analgésicos y, cuando no aliviaron el dolor, los suplementó con alcohol...
Sin embargo, posteriormente superó con éxito ambos problemas.
Su lucha por recuperarse, llamó la atención de la industria del cine de Hollywood, que veía en su dramática historia, un excelente argumento que mostrar.
“Forget your troubles, come on get happy, you better chase all your cares away.
Shout Hallelujah, come on get happy get ready for the judgment day”
With a Song in My Heart es un musical del año 1952, dirigido por Walter Lang.
Protagonizado por Susan Hayward, Rory Calhoun, David Wayne, Thelma Ritter, Robert Wagner, Helen Westcott, Una Merkel, entre otros.
El guión es de Lamar Trotti; y es una película biográfica, que cuenta la historia de la actriz y cantante Jane Froman, su fama y accidente de avión que la lisió.
Pese a ello, entretuvo a las tropas en La Segunda Guerra Mundial, aunque resintió su vida personal.
El título de la película, surge del popular tema homónimo del musical de Broadway, “Spring Is Here”
With a Song in My Heart ganó El Premio Oscar de La Academia a La Mejor Banda Sonora, y fue nominado en las categorías de:
Mejor actriz (Susan Hayward), actriz de reparto (Thelma Ritter), vestuario, color; y sonido.
La acción sigue a Jane Froman (Susan Hayward), una aspirante a cantante, que trabaja en una radio junto al pianista Don Ross (David Wayne)
Pronto, surgirá un romance entre ambos, pero poco a poco, ella irá adquiriendo fama, y su relación empezará a deteriorarse.
La llegada de La Segunda Guerra Mundial, hará que Jane se presente en el frente como ayuda para animar a la tropa, pero un accidente truncará momentáneamente su éxito.
En un hospital donde convalece, conocerá al piloto John Burn (Rory Calhoun); y un triángulo amoroso comenzará a formarse.
No obstante, su carácter y dedicación como artista, la hará seguir adelante, contra las adversidades producidas por el accidente aéreo.
With a Song in My Heart es una película que por supuesto no va a sorprender a ningún espectador; porque es una biografía al más puro estilo Hollywood, pero realizada con una gran sensibilidad, con preciosas canciones interpretadas por una estilista como Jane Froman, y la vital encarnación que de ella hace, una de las artistas más genuinas que he visto reflejadas en la gran pantalla:
La gran Susan Hayward.
A ella, y a uno de los pocos supervivientes del rodaje, como el actor Robert Wagner, que aquí tiene un breve papel como soldado, guapísimo, y que el pasado 10 de Febrero, cumplió 87 años.
Una película símbolo de una era a punto de desaparecer.
“Blue moon you saw me standing alone.
Without a dream in my heart without a love of my own”
Cuando Twenty Century Fox, se acercó a Jane Froman con el proyecto de hacer una “biopic”, ella estuvo desde el primer momento interesada.
Su involucración en el proyecto fue total, no sólo aporto su voz para las numerosas canciones que jalonan la película, también eligió a la actriz que iba a representarla:
Susan Hayward.
Además, Froman sirvió como consejera técnica de la película; pero el auténtico “alma mater” de With a Song in My Heart, fue Lamar Trotti.
Magnífico guionista, en esta última etapa de su breve vida, pues falleció pocos meses después del rodaje, con sólo 51 años de edad, aquí se ocupó también de la producción, siendo esta la penúltima de ellas, además del estupendo diálogo del filme.
El eficaz artesano, el director Walter Lang, siguió al dedillo las instrucciones de Trotti, en un ejemplo del clásico musical de Hollywood, sin resultar cansado por la cantidad de canciones.
Así vemos cuando Jane inicia su carrera, trabajando como locutora en Radio Cincinnati, aunque su verdadera meta es convertirse en cantante.
Cuando está a punto de alcanzar la fama, se casa con Don Ross, un actor de variedades.
Sin embargo, su matrimonio resulta un fracaso, y pronto se separa.
Cuando estalla La Segunda Guerra Mundial, Jane es una gran estrella, y acepta actuar para los soldados en el frente; pero el avión en el que viaja sufre un accidente, resultando herida de gravedad, y rescatada por un piloto llamado John Burn.
A pesar de la gran cantidad de operaciones a las que se somete, queda inválida.
Y gracias a la ayuda de John, de quien se ha enamorado, Jane comienza a recuperarse lentamente.
Técnicamente, desde la producción, aunque ejercía como supervisor de vestuario de la Fox desde 1943, el diseñador Charles Le Marie, le encantaba ocuparse especialmente de sus estrellas preferidas.
El espectacular vestido rojo carmesí, que La Hayward luce en el número “Get Happy”, se cimbrea a su cuerpo de forma sensacional.
La actriz hizo una auténtica creación del personaje, poniendo toda su alma en él.
Dio clases de baile con Billy Daniel, el coreógrafo de la película, pero donde brilló especialmente, fue doblando las canciones de Froman.
El departamento de música, con  humor, la coronó como “La Reina de La Sincronización”
Muchos años después, en una entrevista, la propia cantante alababa la perfecta adecuación de Susan Hayward, interpretando sus canciones como si fuera ella misma.
Como dato, la misma blusa verde que Susan Hayward usa mientras canta “The Right Kind”, con música de Lionel Newman y Charles Henderson; y letras de Don George; en un número de discoteca, fue llevada más tarde por Marilyn Monroe en el filme “Bus Stop” (1956), también producido por Twenty Century Fox.
La productora, de hecho quería tener originalmente a Jeanne Crain, como protagonista de la película, pero Jane Froman pensó que Susan Hayward sería una mejor opción, ya que pensaba que Hayward se parecía, y sonaba como ella.
Hayward, unía a su belleza y sensualidad innata, una gran capacidad para abordar personajes dramáticos, y aquí queda superada, pero el canto de Susan Hayward, fue doblado por Jane Froman.
Según el director Walter Lang, la razón por la que Jane Froman no protagonizó la película, fue que ella tartamudeaba.
Afortunadamente, no lo hacía cuando cantaba…
La polémica estuvo servida, cuando uno de los pechos de la actriz Susan Hayward, se veía durante unos segundos en la escena del desayuno, como resultado de un mal funcionamiento de vestuario, pero la cosa no pasó a más.
Hayward, como muchas otras estrellas de Hollywood, tenía sus secretos de belleza; y se dice que se duchaba 2 veces al día con aceite de castilla puro, luego un baño, tras lo que frotaba su cuerpo con aceite de oliva puro.
Además, adoraba la seda, en invierno, se dice que dormía con una chaqueta de pijama de ese tejido, mientras en verano envolvía su cuerpo entre finas sábanas de seda.
Publicidad o no, lo cierto es que a sus 34 años estaba radiante, consiguiendo atraer tanto a la crítica como al público.
Y por este papel, conseguiría su 3ª nominación al Oscar, aunque otra vez volvía a quedarse con las ganas de lograr la codiciada estatuilla…
También, fue nominada la estupenda Thelma Ritter, en su ya 3ª nominación consecutiva; y aquí interpreta a una resuelta enfermera, que la excelente actriz recrea con su habitual encanto, siendo su intervención, uno de los mayores aciertos del filme, por su carácter suave, ligero y cómico.
Para interpretar a sus 2 esposos, la Fox eligió a David Wayne y Rory Calhoun.
Wayne, que interpretaba a su manager, y primer marido Don Ross.
David Wayne está fantástico en su personaje, con muchos más matices que el galán Rory Calhoun, que interpreta al segundo de los esposos de Froman, el aviador John Burn.
Calhoun, había sido descubierto por Sue Carroll, esposa de Allan Ladd y cazatalentos de la Fox.
Pese a su apostura, su carrera nunca alcanzó un gran nivel, pese a todo, participará después de esta cinta, en 2 de los títulos más emblemáticos de la Fox en la década de los 50.
Como dato, los grupos de canto:
Four Girl Friends, Modernaires, Melody Men, Sklyarks y Starlighters, aparecieron en la película.
Por último, la banda sonora corrió  a cargo del mítico Alfred Newman.
Aunque en este caso, se limitó a acompañar los 27 temas musicales, siendo de su autoría solo 2:
“The Right Kind” y “Montparnasse”
El resto, son canciones patrióticas, y algunos de los mejores temas estándares americanos, representados en el cancionero estadounidense, como:
“I'm Thru With Love”, “Blue Moon”, “Tea For Two” y por supuesto, “With a Song in My Heart” que da título a la película.
Todos los temas, excepto 3 canciones son interpretadas por la voz de Jane Froman; los demás fueron realizados por Susan Hayward.
Este álbum fue el más vendido de 1952, y pasó 25 semanas en Billboard.
Por su parte, Jane Froman también lanzó su álbum con los temas pero con Capital records.
“Embrace me, my sweet embraceable you
Embrace me, you irreplaceable you”
Para 1956, Jane Froman apareció en varios programas, y también apareció en el escenario de Las Vegas.
En lo personal, Froman se casó con Donald McKaig Ross, también conocido como Don Ross, en septiembre de 1933, y se divorció de él, en febrero de 1948.
Después de su divorcio, Froman y John Burn, se casaron poco después, el 12 de marzo de 1948, sólo para divorciarse 8 años más tarde, en 1956.
Luego, Jane se mudó de nuevo a Columbia, Missouri, y reactivó su carrera con un viejo amigo de la universidad, Rowland Hawes Smith.
Los 2 se casaron el 22 de junio de 1962.
Después de años de duro trabajo y éxito, en 1961, Jane Froman se retiró a su casa en Columbia, Missouri; pero continuó con el trabajo voluntario por el cual fue conocida después.
En 1957, La Fundación Jane Froman ayudó al hospital para niños de la Clínica Menninger, y ofreció voluntariados con numerosas organizaciones caritativas, como La Campaña de Los Sellos de Pascua, que ayuda a individuos con inhabilidades de desarrollo, y La Asociación de La Salud Mental de Missouri.
En 1969, Froman salió de la jubilación, para cantar en un programa de Navidad, en Arrow Rock, Missouri, que ayudó al Jane Froman Music Camp, un proyecto para los jóvenes, en desarrollar sus talentos musicales.
Jane Froman, de 72 años, murió el 22 de abril de 1980, en su casa en Columbia, de un paro cardíaco causado por enfermedades crónicas del corazón y pulmón.
Ella nunca se recuperó completamente de un accidente automovilístico, el 24 de diciembre de 1979.
Su funeral se llevó a cabo el 25 de abril de 1980, en la Iglesia Episcopal del Calvario en Columbia; y está enterrada en el cementerio de Columbia.
Jane Froman, era conocida por su voz de contralto; y de ella hay 3 biografías, las 2 primeras, escritas por Ilene Stone:
“One Little Candle: Remembering Jane Froman” y “Jane Froman, Missouri's First Lady of Song”
Además, una biografía más reciente, en profundidad, “Say It With Music - The Life and Legacy of Jane Froman” de Barbara Seuling, fue publicada el 10 de noviembre de 2007, para coincidir con el centenario del nacimiento de Froman.
En honor a lo que habría sido su 100º aniversario, una gala, “La Celebración del Centenario de Jane Froman” se llevó a cabo en Columbia, Missouri, el fin de semana del 9 al 11 de noviembre de 2007.
Un DVD de la película, “With a Song in My Heart”, con nuevos segmentos añadidos, se estrenó el 9 de noviembre de 2007, y ahora es ampliamente distribuido por Fox Home Entertainment.
Por sus numerosas contribuciones, Jane Froman fue galardonada con 3 estrellas en El Paseo de La Fama de Hollywood:
Por Radio, en 6321 Hollywood Blvd; Por Disco, en 6145 Hollywood Blvd; y por Televisión, en 1645 Vine Street, todas en Hollywood, California.

“At the sound of your voice heaven opens his portals to me.
Can I help but rejoice that a song such as ours came to be?
But I always knew, I would live life through.
With a song in my heart for you”



No hay comentarios.:

Publicar un comentario