Acerca de mí

Mi foto

Analista Cinematográfico y de Música Clásica.

martes, 11 de abril de 2017

Where The Boys Are '84

“When girls want a vacation filled with sun, fun and romance, they go...”

El cine adolescente, es un género cinematográfico destinado a adolescentes y adultos jóvenes, cuyo argumento está frecuentemente basado a los intereses especiales de los más jóvenes, como la mayoría de edad, el primer amor, el sexo, la rebeldía, conflictos con los padres, angustia adolescente, y la alienación, entre otros temas.
A menudo, estos temas serios, son presentados de una manera superficial, estereotipada o trivializados.
Las películas de este género, suelen situarse en institutos, o son protagonizadas por estudiantes de secundaria; por lo que los temas sexuales son comunes, al igual que la desnudez y la forma cruda de humor.
Un tema común en este tipo de cine, gira alrededor del llamado “Spring Break” o “Vacaciones de Primavera”, que es una fiesta de una semana para estudiantes, que da comienzo en los primeros días de primavera; y lo celebran principalmente los estudiantes de universidades y colegios de Estados Unidos, Canadá, México, entre otros países más.
La notoriedad de las vacaciones de primavera, incluyen un incremento del alcohol y actividad sexual.
Los residentes de Fort Lauderdale, en particular, estuvieron muy molestos ante los daños producidos por los turistas, lo que hizo que el gobierno local declarara leyes prohibiendo las fiestas en 1985.
“We're talking ten days of Sodom and Gomorrah.
How can you duck out of that now?”
Where The Boys Are '84 es una comedia de aventuras, del año 1984, dirigida por Hy Averback.
Protagonizada por Lisa Hartman, Lorna Luft, Wendy Schaal, Lynn-Holly Johnson, Russell Todd, Howard McGillin, Christopher McDonald, Daniel McDonald, Alana Stewart, Louise Sorel, Danny B. Harvey, Michael K. Osborn, Dibbs Preston, Barry Ryan, Smutty Smiff, Asher Brauner, Barry Marder, Glenn Super, Jude Cole, George Coutoupis, entre otros.
El guión es de Stu Krieger y Jeff Burkhart, basados en la novela “Where The Boys Are” (1960) de Glendon Swarthout; que fue la primera novela cómica sobre las vacaciones de primavera, y la invasión de las playas del sur de la Florida por los estudiantes universitarios de Estados Unidos.
Where The Boys Are '84 es también un remake del filme de 1960, que MGM convirtió en un gran éxito de taquilla, siendo a la vez, un presagio de las protestas contra la guerra que se produjeron en los campus universitarios estadounidenses más adelante en esa década.
Por su parte, esta versión  la produjo de forma independiente, ITC Productions, y fue distribuida por TriStar Pictures, después que Universal Pictures la rechazara; siendo la primera película de TriStar Pictures; aunque su primer lanzamiento estreno fue “The Natural” en ese mismo año, a meses de diferencia.
El “84” del título de la película, aparece en todas partes, pero no el título de apertura, donde simplemente se lee “Where The Boys Are”; y que solo sirve para distinguirla comercialmente del filme de los 60; que a diferencia de aquella, esta consiguió la clasificación R, por lenguaje soez y mostrar desnudos, y que podría haber conseguido un calificación PG, al tratarse de “Spring Breakers”, y mostrarse en TV.
Para la producción de este remake, los derechos fueron comprados por el productor, Allan Carr al productor original, Joe Pasternak, y al escritor de la novela, Glendon Swarthout, que sólo recibieron un pago modesto, y cuyo crédito fue borrado en los créditos finales; aunque sí fue promocionado como una versión más “realista” de la popular película de 1960, con las referencias a la desnudez y a las drogas, la trama del filme original, no aparece en esta versión.
En definitiva, Where The Boys Are '84, es un ejercicio de cinismo que para entonces estuvo agotado, y que en los primeros años del 2000, tuvo un revival.
Además, hay que señalar que Where The Boys Are '84 no tiene nada que ver con la canción y la película de 1960, de cuyo nombre sólo se apropia; porque no es una secuela, y no es una nueva versión.
Filmada en Florida Royal Palm Yates, y Country Club en Boca Ratón; Lauderdale Beach Hotel y Nightclub City Limits en Fort Lauderdale; y en el Young Circle Bandshell en Hollywood; la acción sigue a 4 compañeras de universidad al momento en que deciden irse de vacaciones de primavera.
Ellas son:
La virginal Jennie Cooper (Lisa Hartman); la extrovertida Carole Singer (Lorna Luft); la rica y consentida belleza del sur, Sandra Roxbury (Wendy Schaal); y la sexy Laurie Jameson (Lynn-Holly Johnson)
Toda ellas viajarán juntas a Fort Lauderdale, para disfrutar de sus vacaciones de primavera, donde encontrarán distintas aventuras y desventuras.
En el camino, conocerán a Scott Nash (Russell Todd), un músico aspirante, que guiará a las chicas a unas inolvidables vacaciones.
Una vez instaladas, darán rienda suelta a sus emociones, donde también se reunirán con la tía snob de Sandra, Barbara Roxbury (Louise Sorel), y su amiga Maggie (Alana Stewart), así como la oportunidad de vivir la vida nocturna de Fort Lauderdale.
Where The Boys Are '84 es una película hija de su tiempo, y es a la vez, una mirada honesta a lo que estaba pasando con los estudiantes universitarios de la época.
Si bien hay desnudez y contenido sexual, que puede ser ligeramente de mal gusto, eso es precisamente lo que estaba ocurriendo en Fort Lauderdale hasta finales de los años 80 y 90.
Nada más alejado de la realidad, una que el público doble-moralista no se anima a ver.
“Where all your dreams come true”
Vista hoy, Where The Boys Are '84 puede parecer ridículamente pintoresca, pero en el momento de su lanzamiento, era bastante pionera en términos de lo que refleja los días primitivos de la liberación de la mujer en el cine.
La historia de un grupo de chicas universitarias que se dirigen al sur de Fort Lauderdale para las vacaciones de primavera, resonó en los ánimos de todos los adolescentes a través de EEUU.
Lo novedoso de la propuesta, radica en mostrar la sexualidad femenina desatada, que en su momento fue considerado impactante:
Chicas jóvenes, que se atreven a sugerir que el sexo puede ser disfrutado por las mujeres antes del matrimonio, así de simple.
Era 1984, cuando el productor Allan Carr, actualiza la premisa del filme de los 60, con una nueva versión, agregando al título el numeral “'84”; donde su verdadero encanto, en esas películas de playa de los 80, era traer de vuelta los recuerdos de tiempos pasados...
La dirección de Hy Averback es buena, un director conocido principalmente por su trabajo en la televisión, aquí se muestra suficientemente competente, y sabe escenificar y dosificar bien una trama entre aventuras, comedia, drama y musical.
Pero ante todo, es una película de vacaciones de primavera para las mujeres; muy diferente a las propuestas que entonces tenían esta naturaleza, pero orientada hacia los hombres.
El giro es que, en lugar de 4 chicos, hay 4 niñas.
Que no es exactamente un paso hacia adelante para las mujeres, especialmente teniendo en cuenta que este cuarteto femenino es un tanto bobo, pero propio de la edad de las protagonistas, como cualquier cuarteto de chicos.
Eso es bastante en términos de igualdad para la época.
Así las cosas, Where The Boys Are '84 sigue a estas 4 chicas universitarias hasta Fort Lauderdale para las vacaciones de primavera.
En la trama, existe el potencial para construir personajes profundos, aunque arquetípicos:
Laurie, que solo piensa y sueña con tener sexo con un “Conan”
Sandra, busca el corazón de un hombre bueno…
Carol, necesita unas vacaciones de su novio… y Jennie, que es la que no mata ni una mosca…
Naturalmente, el amor y el sexo se convierten en componentes inmediatos de su paso por “La Capital del Pecado” de La Costa Este de Estados Unidos.
También la acción se tensa con la llegada de un autoestopista guapo, que habían recogido a lo largo del camino, Russell Todd, que se descubre como una semejanza casi misteriosa del joven John Travolta…
En otras ocasiones, algunas de las chicas son cortejadas por otros hombres, como Camden Roxbury (Daniel McDonald), un pianista mundialmente aclamado, que desprecia su estilo de vida hedonista, incluso mientras trata de ser romántico, con la más conservadora del grupo, Jennie.
Aunque Where The Boys Are '84 sólo está basada libremente en el original, sigue la premisa central, de que cada una de las chicas, aprenda lecciones de vida de sus experiencias en Fort Lauderdale, de manera individual:
Una se entera de que su novio de largo tiempo, tiene más cualidades de las que se sabía, especialmente cuando se compara con algunos de los chicos de la playa, que son egoístas o casados que las cortejan, como el policía.
Otra reevalúa el sexo como herramienta de recreo…
A diferencia de la original, hay pocos momentos que se aproximan verdadero drama, y relajan la acción en la comedia y la fiesta alocada y salvajes, mostrando cuerpos semi desnudos y bronceados.
Por tanto, lo que podría ser ofensivo para algunas personas, es el lenguaje grosero, pero aparte de eso, es una película divertida de ver; pues refleja cómo habían progresado las mujeres en cuanto al sexo.
En esta ocasión, por ejemplo, una de las chicas aconseja a su amiga, sobre cómo empacar para el viaje:
“Todo lo que necesitas, es un diafragma y un bikini!”
Una vez en el medio de la locura en Fort Lauderdale, encuentran un hotel, que es un tugurio, lleno de orgías virtuales que tienen lugar en los pasillos; o cuando 2 del grupo son detenidos por manejar ebria y golpear a un policía, etc.
Nuevamente, resulta difícil comparar esta película, con la versión original de 1960, debido a que las 2 versiones se establecieron en épocas tan diferentes, que son películas casi totalmente diferentes.
La versión de 1960, pudo haber sido hermosa en algunos aspectos, pero es “tan” a la antigua usanza, con su charla eufemística de “jugar a las casitas”, y mostrar que una de las chicas está traumatizada sólo porque ella perdió su virginidad…
En contraste, esta versión 1984 tiene drogas a la libre, vemos conductores ebrios, striptease, sadomasoquismo, travestismo, mucho sexo y alcohol…
Aquí nadie está tratando de conseguir marido.
Esta, es una película de fiesta verdadera.
En cuanto al sexo, es referenciado de manera frontal, nada pornográfico, pero muy considerable en relación a la versión de 1960; por ejemplo:
Las 4 chicas universitarias, practican juegos sexuales previos con un muñeco inflable, que explota durante un experimento/mordisco en el pezón…
Una de las chicas, sueña con un hombre que cumplan con el molde de cuerpo de “Conan”, sólo para descubrir que, cuando ella llega al apartamento de ese “Conan”, es un prostituto...
¿Qué hace ella entonces?
Le ordena al puto a desvestirse, y luego le dice que “no está a la altura”
También hay una subtrama con un pianista de concierto, algo extraño, por no decir que asexual, y su madre dominante.
La película, desde el formato, está claramente diseñada como una película para chicas, aunque el productor Allan Carr, obviamente se dio cuenta de que tenía que haber un montón de tetas y culos femeninos para mantener a los hombres en la audiencia.
En consecuencia, hay muchas escenas de chicas universitarias en bikinis, con tetas balanceándose como gelatina, así como un concurso de baile caliente, que termina en topless en los momentos finales.
Como era la época, se muestra mucho las tangas de baño en los hombres, y cabe decir que la película tiene alguna que otra escena gay sutil… y no solo referida a los paquetes; por ejemplo, cuando Russell Todd y Daniel McDonald están fuera de la mansión, cuando Lisa Hartman los deja a ambos, quienes están tras de ella.
La escena los muestra como que van a terminar la noche borrachos, y luego se muestra una escena de ambos, en la piscina, aunque vestidos, los planos que los presenta, son muy sexuales, sugiriendo que algo pudo haber pasado entre ellos, pues no recuerdan nada…
En general, la sensación de la película es muy optimista; se ve y se siente en la Florida, tal y como se suponía, llena de sol, sexo, drogas, alcohol y diversión, es tal lo que se propuso mostrar y lo cumplió.
Si su objetivo era capturar el ambiente de fiesta de las vacaciones de primavera en Fort Lauderdale, en los años 80, también tuvo éxito admirable.
El placer principal de Where The Boys Are '84, es sin duda el reparto:
Lisa Hartman, Lorna Luft, Lynn-Holly Johnson y Wendy Schaal, como las amigas de aventuras; que por cierto, cabe señalar, que todas ellas eran un poco mayores para la edad de los personajes que están retratando.
Y del reparto masculino, esta es la película de lucimiento para Russell Todd, que lo vemos en toda su belleza, en su mejor momento; aunque hay otros actores, como los McDonald, el protagonismo masculino es de Todd.
Una crítica más profunda de la película, podría ser que la mayor parte del humor se basa en el sexo, el alcohol y las drogas.
Por tanto, depende del estado de ánimo y la percepción de esos temas al momento del visionado.
En cualquier caso, Where The Boys Are '84 definitivamente capturada una era más libre, más tolerante, justo antes de la guerra contra las drogas se convirtiera en opresor, justo antes que el miedo al SIDA se pusiera serio, y antes de que la ciudad de Fort Lauderdale acosara a los “Spring Breakers”
“It's a supermarket of sex!”
Where The Boys Are '84, vino a romper el llamado “cine femenino” conocido hasta entonces; pues desde finales de 1980, “la película de la mujer” se ha establecido como género cinematográfico; la cual se diferencia de otros tipos de género cinematográfico, en que está primordialmente dirigida a las mujeres; cuyo propósito es reafirmar el concepto de que el verdadero trabajo de la mujer, es el de ser mujer, y proporcionar algún tipo de liberación visual temporal, una especie de “vía de escape” al amor puramente romántico, a una concienciación sexual, al lujo o al rechazo del rol femenino.
De hecho, muy al contrario que las películas para hombres que, con bastante frecuencia se grababan en exteriores; las dirigidas a las mujeres se ambientan y enmarcan en el ámbito doméstico, con lo que la vida y el papel de la protagonista femenina, quedaba determinado por este ámbito.
Por otro lado, de la misma manera que la naturaleza y la sociedad caracterizan socialmente los eventos, como bodas, graduaciones, nacimientos… en las películas de mujeres, la acción de, perseguir criminales y/o participar en peleas; en las películas dirigidas a la población masculina, están basadas en historias.
Otra característica de las películas de mujeres, se encuentra en los temas que tratan estas películas, que suelen estar/ser diametralmente opuestos a los que tratan las dirigidas a los hombres:
En las películas femeninas destacan el miedo a que las separen de sus seres queridos, el énfasis en las emociones, y el carácter humanitario; que se oponen al temor a la intimidad, la emocionalidad reprimida, y la individualidad de las películas dirigidas al sector masculino.
Además, las convenciones en el argumento de las películas orientadas al público femenino, giran en torno a una serie de temas básicos:
Triángulos amorosos, maternidad sin un marido, romances ilícitos, el ascenso al poder, y relaciones madre-hija.
Respecto al patrón narrativo, este depende de las acciones que lleve a cabo la heroína, lo que normalmente conlleva sacrificios, sufrimiento, elecciones y competencia.
Ciertos personajes arquetípicos, aparecen en muchos filmes de mujeres:
Maridos infieles; el otro/el amante; la rival; la amiga de confianza, normalmente de mayor edad que la heroína; y el hombre asexual, normalmente caracterizado como entrado en años, que le ofrece seguridad y lujo a la protagonista, sin exigir favores sexuales de ella...
Son independientes y emancipadas, “aristócratas de su sexo”, que transcienden las limitaciones de sus identidades sexuales.
Las mujeres normales, en contraste, están subyugadas a las reglas de sus respectivas sociedades, porque su número de opciones es demasiado limitado como para liberarse de sus limitaciones.
Así pues, aunque no lo parezca, muy en el fondo, la ironía de Where The Boys Are '84, es ser una película de mujeres.

“I think we need separate vacations”



No hay comentarios.:

Publicar un comentario