Acerca de mí

Mi foto

Analista Cinematográfico y de Música Clásica.

sábado, 17 de junio de 2017

Bridegroom

“A love story, unequaled”

El tema de la homosexualidad ha sido controversial a lo largo de la historia.
Desde el cómo los antiguos griegos y romanos la veían como una forma de vida y una tradición, hasta cómo las religiones la han negado y rechazado.
Hoy en día, se han generado incluso campañas sociales, cuyo único propósito es combatir la discriminación, y legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.
La homosexualidad es, para algunos, un tabú, un motivo de odio, una aberración de la naturaleza, algo anormal, un problema familiar, una enfermedad, una burla, un error, una forma de vivir; pero para otros, la homosexualidad es sólo un nombre para algo que en algún momento, el humano no pudo entender.
Libros, películas, cortometrajes, comerciales y canciones, se han creado envolviendo este tema para tratar de asimilarlo, verlo como algo normal, y de alguna manera, aceptarlo.
Shane Bitney Crone hoy de 31 años, es un cineasta, escritor, motivador, y defensor de los derechos LGBT; nacido en Kalispell, Montana, EEUU; y se mudó a Los Angeles después de su graduación del instituto como motivo de su independencia personal.
“Yo crecí en un pueblito bastante conservador, y no tenía idea de cómo iba a reaccionar mi familia acerca de mi sexualidad, pero me siento muy agradecido de saber que me aman y me apoyan incondicionalmente.
Porque, a fin de cuentas, la familia es algo muy importante, y si uno no tiene una que lo acompaña, la vida es mucho más difícil.
Por eso tengo mucha suerte de que la mía realmente me quiera tal cual soy”, dijo Shane Crone, que se hizo conocido en mayo de 2012, cuando subió un vídeo a YouTube, titulado “It Could Happen To You” o “Te Podría Pasar a Ti”, en el que habla de la devastación personal que debió enfrentar después de la muerte inesperada 1 año atrás de su novio, Thomas Lee “Tom” Bridegroom, a los 29 años de edad.
En el video, Shane contaba al mundo su frustración, luego de haber sido rechazado por la familia de Tom, la cual no le permitió siquiera asistir al funeral de quien durante 6 años había sido la persona más importante de su vida.
El video, rápidamente se “viralizó” por todo el mundo, y al día de hoy tiene más de 4 millones de visitas en Youtube.
En el clip de 10 minutos de duración, y entre lágrimas, Shane se lamentaba por la falta de leyes igualitarias en aquel momento en el estado de California, las cuales le hubiesen otorgado los derechos propios de cualquier persona que pierde a su cónyuge.
Tom Bridegroom, era un actor y compositor, quién participó de la serie de televisión “The X Effect”
Mientras la familia de Crone aceptaba su orientación sexual, la familia de Tom no lo hacía, y había ido lo suficientemente lejos, como para atacarlo con violencia física, y culpar a Crone de “hacer gay” a Tom.
Después de que Bridegroom accidentalmente cayera, mientras fotografiaba a su amiga Alexandra Grossi en el techo del edificio en barrio Los Feliz, de Los Angeles; Crone fue amenazado de ser atacado con violencia, si se hacía presente en el funeral del difunto, y no fue mencionado en la necrológica ni en el servicio conmemorativo.
Crone, tampoco pudo obtener información sobre su muerte en el hospital donde había fallecido Tom, y donde se le negaron otros derechos, porque para la ley, sólo eran compañeros de piso, y no una pareja, cosa que tampoco eran reconocidos por la familia del difunto; todo ello hizo que cayera en un profundo pozo depresivo, pero tras la popularidad del vídeo, descargó su emoción en la lucha por los derechos para parejas del mismo sexo.
“Cuando Tom falleció, estaba en tal estado de shock, que lo último que quería era hacer que la situación fuese aún más difícil y dolorosa.
La idea de iniciar una batalla legal, no fue algo que se me cruzó por la cabeza.
Tampoco quise tratar a su familia de la misma manera que ellos me trataron a mí, así que simplemente di un paso al costado, y dejé que todo sucediera naturalmente”, dijo Shane; y se mostró anonadado y gratificado por la recepción a su vídeo, y mencionó que el vídeo fue como una forma de terapia para ayudarle a sobrellevar su pérdida, y a un cambio positivo para su vida, y la de muchos otros en los Estados Unidos.
Pocos meses después de la aparición del video en Internet, Shane recibió el llamado de Linda Bloodworth-Thomason, una importante guionista y productora de televisión, más conocida por haber creado la exitosa serie “Designing Women”
Linda le presentó a Shane, la idea de hacer un documental acerca de su historia, con el objetivo de concientizar al mundo acerca de la necesidad de leyes igualitarias para las parejas del mismo sexo.
Así fue como nació “Bridegroom”, un título más que curioso, pues además de ser el apellido de Tom, significa “Novio” en plan matrimonial.
El documental, narrado en primera persona por él mismo y otros que conocieron a la pareja, así como la familia de Shane, relatan con brutal sinceridad, los años que pasaron juntos, y cómo de repente, todo se desvaneció...
¿Cómo es posible?
“It's a human thing”
Bridegroom es un documental del año 2013, escrito y dirigido por Linda Bloodworth Thomason.
Protagonizado por Shane Bitney Crone, Thomas Lee Bridegroom, Cindy Bitney, Jessica Mitchell, Sasha Andreev, Alexandra Grossi, Jessica Mitchell, Lizzy Mohl, Judy Crone, Pat Managhan, Chelsea Cannell, Rick Corner, Scott Davis, Jeanni Goldfarb, Paul Goretski, Allison Gray, Tami Kampf, entre otros.
El documental se originó gracias a “It Could Happen to You”, un cortometraje publicado por Shane Crone en YouTube, en el año 2012, para conmemorar el primer aniversario de la muerte de su novio, Tom Bridegroom.
Después de una extensa promoción del video a través de las redes sociales de Internet, Linda Bloodworth-Thomason, quien había conocido a la pareja en una boda en Palm Springs, contactó a Crone, para convertir su cortometraje en una película de larga duración, cuya producción comenzó ese mismo año.
“Dudé en hacerlo, porque da un poco de miedo exhibirte a ti mismo, y con el video de YouTube, fue lo suficientemente difícil; pero al mismo tiempo sentí que tenía la oportunidad de ayudar a la gente con mi historia, y me sentí honrado de que ella quisiera contarla”, dijo Shane.
El vídeo como el documental, era a la vez un homenaje a Tom, y una denuncia de la discriminación; y Bridegroom, fue financiado a través de una exitosa campaña de “crowdfunding” o “recogida de fondos a través de Internet”, con un presupuesto de $384.375, recaudado gracias a la fundación Kickstarter, superando la meta impuesta de $300.000, y convirtiéndose en el proyecto documental con el mayor financiamiento en masa de la historia.
Famosos como Neil Patrick Harris, con sus generosas donaciones, hicieron posible que se conociera este documental equipado de material audiovisual, fotografías, audios, vídeos, testimonios de calidad, para trasladar una realidad que no era reconocida en los EEUU, y ha supuesto un gran paso para la vida de muchas parejas homosexuales.
Cuenta Shane:
“Linda es una mujer conocida por usar su trabajo como plataforma para generar cambios.
Su madre fue víctima de HIV por transfusión sanguínea, y fue testigo de cómo eran tratadas las personas gay durante la crisis del SIDA.
Por eso, para Linda esta es una historia muy personal, y fue un honor para mí, que fuese ella quien quisiera contarla.
Y saber que el video de YouTube estaba ayudando a la gente, mostrándoles lo que sucede cuando no existe igualdad de derechos; me dio esperanzas de que el documental causara el mismo efecto en una escala más masiva”
Bridegroom fue estrenado el 23 de abril de 2013, en El Festival de Cine de Tribeca, atrayendo la atención de la prensa, porque su exhibición en dicho festival, fue presentada por el expresidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, amigo de largo tiempo de la directora de la película, Linda Bloodworth-Thomason.
En sus comentarios, Clinton declaró:
“En un punto esta es realmente una historia maravillosa, triste, desgarradora, y aun así, estimulante, que afirma vida...
Y en otro punto, una historia sobre la lucha para hacer que nuestra nación de un paso más en formar una unión más perfecta, para los que el matrimonio es a la vez, el símbolo y la esencia”
Al concluir el festival, Bridegroom obtuvo el premio de la audiencia en la categoría Mejor Documental; y es que es una historia conmovedora, potente, sobre el primer amor, y la inoportuna muerte, así como un práctico, francamente innegable, descargo para la igualdad de derechos en el matrimonio.
A pesar del dolor, la tristeza y gran agitación emocional representada aquí, Bridegroom es también una película hecha con esperanza y pasión, dignidad y orgullo, hecha con toneladas de sentimientos; porque trata de un documental de vertiente social, que puede ayudar a una sociedad más tolerante con la diversidad LGBTIQ; dando una mirada al debate sobre los derechos legales de las parejas del mismo sexo.
Así pues, la directora usa las entrevistas, fotografías y videos, que le sirven para testificar la poco común conexión entre Shane Bitney Crone y Tom Bridegroom; que durante 6 años, se mantuvieron unidos a pesar de los retos impuestos por las familias de ambos y la sociedad, hasta que Tom falleció accidentalmente, al caer desde la azotea de un edificio cuando realizaba una sesión de fotos.
A partir de ese momento, su familia, que lo había rechazado desde que reconoció su homosexualidad, y se mantuvo distante de él hasta que murió; le prohibió a Shane, participar en su funeral...
Este documental, sobre narra ese viaje emocional de ellos, 2 jóvenes, uno con problemas de “bullying”; y el otro, exitoso y notable.
Cada uno vive sus vidas y sus infiernos personales, y de pronto, el universo los une… y los separa.
Son 2 hombres jóvenes, en una relación amorosa y comprometida real y sincera, una relación que fue cortada trágicamente por un paso en falso, en un ala del techo.
La historia de lo que pasó después de esta muerte accidental, de cómo la gente sin las protecciones legales del matrimonio pueden encontrarse totalmente excluidas, y condenadas al ostracismo; es conmovedora, perturbadora, y abre una ventana al tema del matrimonio igualitario como ningún discurso o conferencia antes hecho.
Mucho más que una historia de amor, Bridegroom es la muestra más clara de cómo la intolerancia y la falta de leyes a favor de las parejas del mismo sexo, pueden ser como puñales que hieren de manera irreversible.
Porque a Shane le negaron la posibilidad de decidir sobre los restos de la persona más importante de su vida.
No pudo ni cumplirle el deseo de ser cremado...
La familia de Tom, lo apartó sin piedad.
Ninguna ley lo protegía en ese momento, y Shane fue privado de despedirlo.
A través de testimonios de amigos y familiares, fotos y videos personales, se conoce un poco más de este drama que te deja con la idea de que muchas veces, la realidad supera por mucho la ficción.
La película es desgarradora, ejemplarizante y emotiva.
Todo un ejercicio de tolerancia y respeto, admiración y sensibilidad, con uno de los finales más brutales vistos en un documental.
El génesis de la obra es muy particular, su desarrollo y su estreno, fueron uno de los más notables vistos recientemente; y es casi una propaganda totalmente justificable para que sucesos así, no vuelvan a ocurrir.
También es un film polémico y urgente, pues nadie tiene potestad a decidir sobre tus derechos.
La sociedad debe avanzar, y ser más inclusiva en todo aspecto, no es justo que el Estado no reconozca la unión con quien escogiste pasar el resto de tu vida, simplemente por ser de tu mismo sexo.
Eso es discriminación y violación a Los Derechos Humanos y Civiles.
“My heart belongs to you, Shane Bitney Crone”
Los gay ya conocen y viven estas historias... pero Bridegroom está destinado a cambiar los corazones y las mentes de las personas privilegiadas, “rectas”, que no están necesariamente prestando suficiente atención, o que aún no han estado expuestas a tales realidades como las que se muestran en esta historia.
Como manifestó en una ocasión su directora:
“Tom y Shane eran el primer y único amor del otro.
Estaban muy unidos, y eran muy trabajadores y divertidos”
La intención de llevar a la gran pantalla esta historia real de “Romeo y Romeo” como dice la bisabuela de Shane, en una impagable escena, radica en mostrar aquello a lo que mucha gente se opone.
Como comenta la realizadora, un aspecto destacable del documental, es la gran cantidad de material procedente de la vida en común de Shane y Tom.
Ambos eran muy aficionados a sacar fotos y vídeos de cada aspecto de su vida, algo muy popular en los inicios de las redes sociales, que lo hace justificable, el querer compartir la felicidad con todo el mundo; y lo que resultó fue una gran cantidad de material y testimonios de su relación.
Bridegroom, es sobre una pareja gay, que rondan los 20 años, que aman profundamente, y no se ha podido casar; y de lo que sucede cuando uno de ellos muere…
Es el resumen sencillo y excepcionalmente conmovedor; y no es solamente sobre los derechos de parejas homosexuales; es sobre el espíritu humano, y lucha por seguir adelante, a pesar de los horizontes nublados.
El documental está realizado sobre los vídeos que, a modo de diario, realiza uno de los protagonistas:
Shane, con recuerdos de los padres de este, de sus hermanas y de los amigos de ambos.
Los diálogos, son acompañados de abundantes fotografías y algunos vídeos.
Pero todo está muy bien montado para que, aun sabiendo desde el principio de la muerte de Tom, tengamos un ascendente interés en conocer la vida de ambos juntos, hasta llegar al punto en que se produce, de una forma clara, la reivindicación del matrimonio gay, para que no se produzcan discriminaciones en los derechos, y sobre todo, en los sentimientos de las parejas gay que se quieren.
El documental se hace fuerte y duro en los recuerdos y las imágenes reivindicativas; pues ambos protagonistas tienen una expresión muy agradable y un físico atractivo, y ello ayuda mucho a entrar en su relación y en sus problemas, demostrando que hasta los más bellos, pues todo entra por la cara, tienen un trasfondo difícil, especialmente familiar y social.
Por ello, la parte de la muerte y el después, como momento reivindicativo, se hace más doloroso; pero sin exagerar, ya que la directora deja que sea el espectador el que vaya sacando las consecuencias de lo que le cuentan, y lo que está viendo.
“Cuando el video de YouTube se “viralizó”, me hicieron varias entrevistas a nivel nacional, y muchos de estos medios intentaron contactar a la familia de Tom, sin ningún tipo de respuesta.
Luego, cuando comenzamos a hacer el documental, era muy importante para mí contar con la participación de sus padres, pero desafortunadamente, nunca respondieron a nuestro pedido, y es por eso que no aparecen en la película.
Algunos miembros de la familia de Tom, nos han brindado su apoyo, pero no quisieron participar por miedo a dañar la relación con sus parientes”, dijo Shane.
En el fondo, el documental nos habla de cómo Shane y Tom se conocieron, y de cómo sus diferentes trayectorias vitales les hicieron especialmente compatibles.
Shane, era un chico tímido de Montana, que desde pequeño sufrió los golpes de la discriminación, era inseguro después de una adolescencia difícil, bajo el rechazo por su orientación sexual, inclusive con síntomas suicidas; es más, a causa del continuo acoso que había sufrido en el instituto, abandonó su Montana natal, y se marchó a California, nada más acabar la enseñanza media.
Tom, en cambio, era el hijo pródigo de una tradicional familia de Indiana, que siempre fue el popular de la escuela, y el talentoso en diferentes disciplinas, pero con un sólo “defecto”, era gay.
Tom era una persona con iniciativa, había servido en el ejército, y había estudiado en el Vassar College, una prestigiosa universidad neoyorquina.
Había aprendido a vivir, aceptando plenamente su sexualidad, y se había convertido en una persona segura de sí misma; tanto que era modelo de comercial y había participado en TV; incluso era amigo de celebridades como Anne Hathaway.
Shane, conoció a Tom cuando decidió mudarse a California, Tom llevaba ya varios años residiendo en Los Angeles; por lo que fue de gran ayuda para Shane.
En poco tiempo, se enamoraron, y comenzaron a escribir su historia juntos…
Sus amigos describen su relación, como la mejor pareja que pudo haber existido, una pareja que te hace creer, que aún puede existir un amor sincero en este mundo ajetreado.
Ambos, fundaron una vida en común con un proyecto de pareja, compraron una casa, y organizaron su propia empresa de entretenimiento, llamada Bridegroom & Bitney.
Su implicación mutua, y su complicidad, eran patentes a sus conocidos; y Shane cuenta, cómo desarrollaron un código para decirse rápidamente “Te Quiero”, que consistía en dar 3 golpes secos, “Tap, Tap, Tap” para las palabras “I Love You”, que sólo ellos conocerían.
Por supuesto, después de 6 años juntos, Shane y Tom hablaban de casarse, y tener hijos, aunque en ese entonces, aún no se legalizaba el derecho de contraer matrimonio entre parejas del mismo sexo, así que nunca pudieron llevar a cabo su sueño.
Años después, debido a una horrible tragedia, la historia de estos 2 jóvenes enamorados, terminó.
Tom murió accidentalmente, y debido a que no tenían derechos legales como pareja, Shane no pudo entrar al hospital, y no fue tomado en cuenta por la familia de Tom, siendo “borrado del mapa” por parte de los conservadores padres del fallecido, pretendiendo hacer creer, que su hijo nunca perteneció a la vida de Shane, a una vida homosexual…
Al no estar casados, Shane se da cuenta de que no tiene ningún poder de decisión, ningún derecho sobre Tom…
Así, se le niega desde la información médica, hasta el hecho de acudir a su funeral, siendo completamente eliminado de la vida de Tom.
Para que luego digan que da igual, que la palabra “matrimonio” no es importante.
Cuando la familia de Tom apartó a Shane del funeral, y expurgó toda su vida como si nunca sucediera, es una transgresión atroz hacia al canon más básico como seres humanos, que el amor nos une, nos diferencia, y nos sublima de otras criaturas en la tierra, y nos impulsa a crear un mundo mejor.
Bridegroom técnicamente no es una obra de arte de última generación, pero si utiliza muy bien los recursos y hace un buen uso de los materiales, como la interacción de SMS, “video footage”, las fotografías de los viajes, etc.
En definitiva, como describe la directora, ellos era una pareja corriente, y con unos proyectos no muy diversos de los de otras parejas.
Proyectos que sin embargo, quedaron truncados cuando Tom murió accidentalmente.
Y es que, en cuanto a la situación con sus familias, ocurría al revés del modo en que cada uno había vivido su sexualidad.
La familia de Shane, había aceptado a Tom como un miembro más; pero la familia de Tom, fuertemente homófoba, rechazaba por completo su relación.
Tras la muerte de Tom, y al no haber podido contraer matrimonio, su familia pudo apartar a Shane de un modo que hubiera sido imposible como una pareja casada.
Es más, amenazaron a Shane, con que el padre y el tío de Tom, le harían daño si se presentaba al funeral...
Y para culminar, no hicieron mención alguna a su relación en el sepelio, queriendo borrar todos los años de relación.
Este indiscutible alegato por la igualdad, también muestra lo importante que es el amor y apoyo de los padres.
Los padres de Shane, siempre lo apoyaron, siempre lo cuidaron, y estuvieron con él en todas las circunstancias.
Su madre, la misma “mama oso”, sale en defensa de su hijo desde sus tiempos en la escuela cuando sufría “bullying”, y al menos tuvo la dicha de agradecerle a Tom, por haber hecho de Shane un hombre feliz.
Muy curiosamente, Bridegroom posee una increíble cantidad de humor capturado a través del material de archivo de la pareja, que demuestra lo mucho que se amaban y la sinceridad, honestidad y madura relación que tenían; esos detalles insertos en varios puntos, ayudan a liberar la tensión, y hace que la notable conexión entre estos 2 hombres fuera mucho más dulce y verdadera.
La historia de lo que le sucede a esta pareja es tan conmovedora como el amor tan especial que compartieron:
Su conexión, su amor por la vida, su fuerza, y el hecho ir contra muchas adversidades que se encontraron… aunque sólo sea por un corto tiempo, fue intenso e imperecedero.
Posiblemente, el aspecto más destacable de Bridegroom, es que presenta muy de cerca los detalles concretos de la relación entre Tom y Shane, facilitando que el espectador simpatice con los personajes, y haga suyo el dolor por la pérdida; por lo que resulta así, una potente herramienta contra la discriminación, ya que es sabido que un colectivo discriminado, mejora su situación cuando las personas no discriminadas aciertan a ponerse en su lugar.
No en vano, algunos estudios parecen constatar, que la principal causa del cambio de opinión sobre el matrimonio igualitario en Estados Unidos, ha venido del conocimiento directo de personas LGTB.
Por tanto, Bridegroom es un documental para que puedan verlo hasta los heterosexuales, y en especial, los homofóbicos.
Por eso, el detalle de la directora elude cualquier imagen que exprese el sexo homosexual, y se centra en el amor, entre ellos, y con las personas que les rodean, y que dan fe de sus vivencias.
Bridegroom, está sirviendo sin duda, para remover conciencias y replantear muchas opiniones.
Pero no todos lo han recibido igual de bien...
En especial, la familia de Tom Bridegroom, que rechazó participar en el documental, de hecho, la crítica de The New York Times lo califica como “incómodamente unilateral”
Y puede decirse, sin embargo, que el silencio de la familia de Tom es elocuente por sí mismo.
Creo que la directora hace un buen trabajo de presentar los hechos, y establece a Shane, como un tipo increíblemente agradable desde el principio.
Eso es importante, porque esto es su lado de la historia.
Sobre la familia Bridegroom, que nunca aparece dando declaraciones en la pantalla; ni siquiera se puede encontrar nada en línea de ellos, afirmando o negando lo mostrado en el documental; por lo que resulta imposible mantenerse indiferente ante el dolor de Shane.
Las imágenes en el hospital, la impotencia ante no poder despedirse, la incapacidad para creer que la felicidad se acabó, pueden conmover a cualquier persona, sea o no sea homosexual.
Bridegroom, golpea poderosamente, y te lleva a reflexionar sobre cosas tan simples, como la importancia de cuidar cada detalle de la vida de quien amas, porque mañana puede “irse” sin avisar.
Hay muchas reflexiones aquí sobre la libertad, la realización de sueños, la familia, los amigos, los compromisos y el amor.
Y a la par con todo eso, la causa gay; una película que termina con un regreso victorioso para la mitad sobreviviente de este amor duradero.
No obstante, decepciona que la Motion Picture Association of America (MPAA) le haya otorgado una calificación “R” debido al “lenguaje utilizado” que impide de manera frontal, que el documental sea conocido de modo más familiar; cuando hay tantas otras películas, mucho peores, obtienen una calificación más baja.
Me parece tan extraña esta decisión, cuando los documentales se mantienen tal cual, con los mismos estándares de lenguaje que las características narrativas, porque a menudo, esas palabras se toman de los acontecimientos reales, o entrevistas, tal cual se vivieron y sintieron; así, la mayoría de los documentales tienen es aspecto, de aprendizaje muy fuerte, y calificar Bridegroom como “R”, simplemente por unas cuantas palabras, me parece extremo, hasta inquisidor y discriminatorio.
Por último, la banda sonora de Colleen McMahon, hace uso de muchas canciones populares, que incluyen música original de los amigos de la pareja:
Colleen McMahon con “Ben Rector”, interpretado por Colleen y Shane; Allison Gray con Tom en el teclado; varios fragmentos de las grabaciones de Tom, y una canción de Adam Lambert, que había conocido a Shane después de ver el cortometraje “It Could Happen To You” en YouTube.
Otras canciones originales, son interpretadas por Benjy Gaither, Margo Rey, Nathan Young y Lana Ranahan; y también incluye a Macklemore & Ryan Lewis, y Fun.
“This is not the monument to your son.
He was the monument to you”
El documental Bridegroom, ha generado todo tipo de críticas positivas, conmoviendo todas las almas que le dan una oportunidad, y conocen la historia de 2 jóvenes que se amaban; un ejemplo más que evidente, del gran paso histórico que ha tenido lugar recientemente, el reconocimiento del matrimonio igualitario en los Estados Unidos.
No obstante, Bridegroom es la oportunidad ideal de sacar una lectura positiva y reflexiva sobre el comportamiento humano, cuando discrimina o hace daño a una persona, simplemente por querer a alguien de su mismo género.
Cada persona tiene derecho a amar a quien quiera, sin necesidad de que se involucren en su relación, o le fuercen a ser como realmente no es.
Y el documental viene plantear, a través de la historia real de estos chicos, a los que se les negaron muchos derechos, entre ellos, el matrimonio, y sufrieron las consecuencias de la homofobia por parte de seres queridos, una vida en una sociedad sustentada por pilares como el respeto, la tolerancia y el amor.
El documental lanza la pregunta:
¿Por qué estos 2 hombres nunca pudieron contraer el matrimonio legalmente, quedando excluidos de los sistemas de protección social que favorecen a esta institución?
La historia de Shane y Tom, trata de hacer ver que los matrimonios homosexuales deben ser un derecho de la ciudadanía, ya no es legítimo condenar a una persona al ostracismo, sólo por tener una preferencia de género diferente a la suya.
“Empecé a trabajar con diversas organizaciones después de subir el video “It Could Happen To You”, y cuando Bridegroom fue estrenado, empecé a trabajar más con grupos individuales, usando el documental como una catapulta para discutir el tema de igualdad de derechos.
El principal objetivo de Bridegroom, es abrir el corazón y la cabeza de las personas.
Y creo firmemente, que no hay una manera más poderosa de lograrlo que a través de las historias personales.
Espero que cuando vean la película, los padres puedan entender a sus hijos, y que los amen incondicionalmente.
Y espero que sirva para ayudar a cualquiera que esté luchando con su identidad, para que se acepten, y se quieran como realmente son, y que no se avergüencen de sí mismos.
He tenido la suerte de haber recibido el apoyo de muchas organizaciones, y una de ellas fue, “Love is Louder”, en la cual realmente creo y comparto su mensaje, de que el amor es más fuerte que el miedo.
También, es una campaña anti-bullying, lo cual es súper importante, ya que en mi adolescencia sufrí muchas situaciones de bullying.
Así que me siento orgulloso de formar parte de esta organización, y de poder usar esta plataforma que ahora tengo para generar conciencia.
Me hace sentir muy feliz, cuando me entero que otros países aprueban leyes en pos de la igualdad.
Estoy muy orgulloso de ser estadounidense, pero siento que nos falta mucho por lograr, y creo que otros países como Argentina, donde se aprueban leyes a favor de la igualdad, ayudan a que podamos luchar con más fuerza en los Estados Unidos.
Así que toda mi gratitud por servir de ejemplo para mi país, y espero que podamos conseguir la igualdad para todos en el futuro próximo, y servir como ejemplo para el resto del mundo.
Porque aquí nos enorgullecemos de ser la tierra de la libertad, pero desafortunadamente hay muchos de nosotros que no somos libres, y espero que esto cambie pronto, aunque sea de a un estado por vez.
También estoy escribiendo un libro sobre toda esta experiencia.
Estoy tratando de que no sea la misma historia, sino de las experiencias que vinieron después.
Ese momento en el que grabé el video, fue la primera vez en mi vida que realmente fui firme, que defendí mis creencias, y que ya no permití que el miedo a lo que otras personas pensaran de mí, me consumiera.
Estoy contento de haberlo hecho, aunque no fue nada sencillo, pero al final del día, creo que estoy haciendo lo que debo hacer, y creo que Tom estaría orgulloso de mí”, afirmó Shane Bitney Crone.
Siempre habrán personas que no estén de acuerdo con las relaciones del mismo sexo, pero si tienes un corazón, no puedes negar que las parejas comprometidas, merecen la dignidad de las protecciones que el matrimonio ofrece.
El pasado 26 de junio de 2015, se daba un paso muy importante en la historia de los EEUU, con la aprobación del matrimonio igualitario en sus 50 estados, colocándose como un ejemplo a seguir de tolerancia y respeto de los derechos fundamentales de todo ser humano, por encima de cualquier tipo de creencia o estigma de raza o sexo.
Actualmente, Shane Crone ha renacido de entre las cenizas, para alzar la voz, no sólo por él y por Tom, sino por todas aquellas personas en el mundo, sufriendo día a día debido a la discriminación y a la desigualdad que viven por el simple hecho de ser homosexuales.
A través de sus cuentas en redes sociales, Shane Bitney Crone, le dice “NO a la homofobia, y sí a la vida”, porque a pesar de la falta de Tom, él le ha encontrado sentido a sus días.
El 15 de febrero de 2016, Crone anunció que tiene una nueva relación… lo que aplaudo, porque no se puede vivir solo toda la vida, y menos en el recuerdo doloroso de la pérdida.
Resulta que Rayvon Owen, fue uno de los cantantes que consiguió ganarse más simpatías en la 14ª edición de American Idol, y ha lanzado un nuevo single:
“Can’t Fight It”, en el que se nos muestra una lírica historia de amor, que termina con un apasionado beso entre el cantante, y un conocido activista LGTB…
El video musical, es su salida del closet oficial, como gay declarado, y el activista LGBT, no es otro que Shane Bitney Crone.
Rayvon le dijo a Billboard:
“Usted se sorprenderían de la cantidad de veces que traté de orar, para dejar de ser gay, o traté de decirle a Dios que me quitara “esto”
Ningún niño debería tener que hacer lo que hice, de rezar para no ser eso creo que es importante”
Un día después del estreno del vídeo, Shane Bitney Crone anunció en redes sociales, que él y Owen son una pareja.
En definitiva, Bridegroom no es sólo una historia de amor trágica, es una llamada de atención, una mirada a nuestra sociedad, y lo mal que le estamos haciendo a las demás persona por tener prejuicios.
El amor, no tiene nada que ver con el género, y este documental nos deja ver eso.
Nos permite ver, que la homosexualidad no debería ser un impedimento para que dos personas se puedan amar libre y legalmente, que no debería ser algo con lo que se tenga que luchar, ni debería ser un tema de confesión familiar, ni intervención médica o religiosa.
Si bien, ya hay más apertura actualmente, aún nos falta mucho como seres humanos, el aprender que tenemos que irnos adaptando.
Bridegroom es el mejor y más emocionante documental que he visto últimamente, que bien vale la pena el esfuerzo de verlo, comentarlo, de reflexionar y poner en práctica nuestra empatía.
Nunca olvidaré esta amistad, que floreció en una línea de vida de amor, para 2 almas solitarias.

“Tap, Tap, Tap”



No hay comentarios.:

Publicar un comentario